Advierte IMSS sobre los riesgos de la automedicación

55

El cambio de clima propicia males respiratorios

Se recomienda acudir a consulta para recibir el diagnóstico y tratamiento oportuno.

 

Ante la llegada de los primeros frentes fríos de la temporada en la región, en los que desciende la temperatura por las noches y madrugadas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advierte a la población sobre los riesgos de automedicarse al hacerse presentes padecimientos respiratorios, pues la salud se puede agravar con complicaciones severas, al tiempo que recomienda acudir a consulta para recibir el diagnóstico y tratamiento oportuno.

El doctor Roberto Quiroz Sáenz, epidemiólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 6 puntualizó que la prescripción de los medicamentos debe hacerla un profesional en medicina y es por tiempo y cantidad en base al padecimiento y a las condiciones generales del paciente.

Indicó que ante la entrada del otoño los problemas asociados a enfermedades respiratorias como neumonía e influenza aumentan.

El especialista en salud explicó que el origen de los males respiratorios puede ser de tipo viral o alergénico o incluso mixto, debido a los cambios bruscos de temperatura que se dejan sentir.

Dijo que sobretodo tratándose de problemas respiratorios, la gente es más dada a recurrir a la automedicación, lo cual es inconveniente porque en lugar de atender el problema de salud puede empeorarlo.

Citó como ejemplo que la rinitis es el padecimiento respiratorio más común en este tiempo y su cuadro clínico como comezón en nariz y secreción de líquido claro, es muy semejante cuando su origen es de tipo viral, alergénico o complicado con bacterias.

Esto no lo conoce y distingue la mayoría de la gente, de tal forma que compran medicamentos que hacen en primer término enmascarar la enfermedad real y que en lugar de curarse se empeore.

Manifestó en ocasiones las personas se automedican con antibióticos como  ampicilina en tabletas, que aunque sólo la venden con receta médica, la gente suele tener en sus casas al sobrarles de otros tratamientos.

En el caso de personas con enfermedades crónicas como diabetes, alta presión, deficiencias cardiacas, entre otras, hay más riesgos en caso de automedicarse, de hacerlo pueden comprometer más su salud, al grado de sufrir un paro respiratorio.

“Por ello, la población en general, especialmente personas con diabetes y enfermedades crónicas, deben protegerse de los cambios bruscos de temperatura que se darán en la temporada otoñal”, recomendó.

Por ello insistió; al presentarse un padecimiento respiratorio acudir al médico y en el caso de derechohabientes deben ir a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de su adscripción, donde en la consulta se distinguirá el origen del padecimiento en base al interrogatorio y a la auscultación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here