Asume Maybeth Azul Bustillos cargo de Niña Gobernadora
abril 27, 2018
Niña Fiscal y Niño Comisionado visitan el Complejo Estatal de Seguridad.
abril 27, 2018

Cambios en el ciclo menstrual pueden ser señales de padecer ovario poliquístico

Puede generar problemas para lograr un embarazo e incluso infertilidad

El Seguro Social exhorta a las mujeres a estar atentas a cualquier cambio en su cuerpo y periodicidad de su regla

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua informa sobre padecimientos como el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOPQ), una enfermedad que afecta la salud reproductiva de las mujeres, incluso, puede ser  causa de infertilidad, si no se trata a tiempo.

 

El SOPQ es una enfermedad que tiene sus orígenes en un desequilibrio de la producción de hormonas sexuales femeninas, provocando cambios en el ciclo menstrual y la piel así como dificultad para lograr un embarazo o la infertilidad misma.

 

De las hormonas femeninas, como estrógenos, andrógenos y progesterona, depende el desarrollo normal y regular de los ovarios, por eso cuando existe una carencia o exceso en la producción de hormonas, su función se ve alterada.

 

Los óvulos son liberados por el ovario de uno o más por periodo menstrual a través de unos sacos llamados folículos, cuando se padece de SOPQ, los ovarios no logran madurar y se quedan alojados en los folículos que a lo largo del tiempo dan origen a la formación de pequeños quistes.

 

Esta situación se puede presentar en mujeres de entre 20 y 30 años, pero las niñas y adolescentes también pueden desarrollar el problema una vez que ha iniciado su periodo menstrual; el factor de riesgo incrementa para aquellas mujeres que sufren de hipertensión, diabetes, colesterol elevado así como sobrepeso u obesidad.

 

 

 

El área médica del Instituto señaló que el ovario poliquístico se puede manifestar a través de:

 

  • Cambios en el ciclo menstrual, periodos irregulares o desaparición del mismo.
  • Aparición de características masculinas como aumento de bello corporal, adelgazamiento del cabello en la cabeza, engrosamiento de la voz y disminución del tamaño de las mamas, entre otras.
  • Cambios en la piel como incremento del acné, aparición de marcas o pliegues gruesos y oscuros en axilas, ingle, cuello y mamas.

 

Por esta razón, el Seguro Social exhorta a las mujeres a estar atentas a cualquier cambio en su cuerpo y periodicidad de su regla, de presentarse irregularidades evitar automedicarse y acudir a la unidad de medicina familiar (UMF) de su adscripción, para que el médico realice una evaluación certera y de requerirlo proporcionarle tratamiento o canalizarlas con el especialista.

 

El Instituto insiste en recomendar mantener un peso adecuado, buena alimentación y actividad física frecuente, como prácticas que reducen en gran medida cualquier patología, especialmente padecimientos crónicos como la diabetes, hipertensión y colesterol alto, que pueden facilitar la aparición de enfermedades como el síndrome de ovario poliquístico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *