Chihuahua contribuye a cumplir Tratado y rechaza las mentiras cotidianas del Gobierno Federal

99

Al final del quinquenio la entidad aportará el 42% del total que equivale a 2,158 mm3; diariamente envía 22 m3/s de El Granero a pesar de la sequía extrema y a que el Tratado de 1944 en ninguna parte establece cuota alguna para las entidades, destaca Javier Corral

–        Mantiene Gobernador de Chihuahua comunicación con el cónsul de EU, Christopher Landau y el Gabinete de su homólogo de Texas, Greg Abbott

Desde la Cámara de Diputados, el gobernador Javier Corral Jurado rechazó categórico la campaña de descalificación y distorsión informativa, emprendida por el Gobierno de la República en contra de las autoridades y del Pueblo de Chihuahua por el tema del agua.

Acompañado por diputados de diferentes fracciones parlamentarias, el mandatario estatal señaló que no está dispuesto a permitir en modo alguno, la narrativa de estigmatización a los productores y al Gobierno de Chihuahua.

Aseguró, con base en la propia información oficial de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) y Comisión Nacional del Agua (Conagua), que aun en las condiciones de sequía extrema en que se encuentra el estado, Chihuahua ha entregado el 48% de los mil 850 millones de metros cúbicos (mm3) que México ha pagado a Estados Unidos.

Incluso, señaló, al día de hoy sigue contribuyendo con 22 metros cúbicos por segundo, es decir, casi 2 mm3 cúbicos por día.

Javier Corral reiteró que al final del quinquenio, la aportación total del estado de Chihuahua será del 42% de la cuota nacional que es de 2 mil 158 mm3.

Sin embargo, indicó que la preocupación es que el Gobierno Federal pretende seguir extrayendo agua de las presas de Chihuahua después del 24 de octubre, fecha en que oficialmente concluye el quinquenio del Tratado firmado en 1944, sobre todo, porque “materialmente no se les puede sacar más agua”.

En conferencia de prensa desde el recinto legislativo, aclaró además ante los medios de comunicación del centro del país, que conforme al plan establecido por la propia Conagua, no hay riesgo de que México deje de cumplir con el pago al Tratado, ya que hay agua suficiente disponible en las presas internacionales que se puede utilizar sin afectar el consumo público urbano.

“Ese ya no es el tema, la preocupación que nosotros tenemos es la intención del Gobierno de la República de querer seguir extrayendo agua después de que concluya el ciclo 35, porque de Chihuahua no se puede sacar ya materialmente más agua de lo que la obra de toma permite de la presa El Granero, que es solamente 1.9 mm3 más”, destacó el gobernador del estado.

Abundó que falta por aportar al tratado aproximadamente 253 mm3 y México tiene en las tres presas internacionales una reserva de cerca de 220 mil y tanto millones y se puede auxiliar de otras presas.

“Una y otra vez se ha insistido o se pretende colocar en la opinión pública que Chihuahua no está colaborando, que Chihuahua no está aportando, que nuestra entidad está incumpliendo; de entrada quiero atajar contundentemente esas expresiones, porque lo que hemos solicitado al Gobierno Federal es precisamente que se clarifique la información y sobre todo que se cotejen los números de las propias fuentes oficiales que son el CILA y la Conagua”, dijo el gobernador Corral.

Añadió que al día de hoy, el río Conchos es el tributario que más ha aportado en el quinquenio al pago del tratado con Estados Unidos, según registros de Conagua a través de las estaciones hidrométricas.

“Es falso que Chihuahua no contribuya, lo hace en la medida de sus posibilidades materiales al enfrentar el estado un escenario de sequía extrema en el que la precipitación pluvial ha sido muy inferior a la del año pasado y aun así, aportamos un porcentaje mayor al de los últimos 16 años: de 1992 al 2018, el estado aportó el 38%”, destacó el Ejecutivo estatal.

Preocupa además, añadió, el asunto que desanda el federalismo y pone en jaque la colaboración interinstitucional en un tema fundamental y sensible para los ciudadanos como es la seguridad pública.

 “Derivado de nuestra postura en el tema del agua, como lo saben, el Gobierno de la República, a través del Gabinete de Seguridad, decidió abandonar la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, mecanismo que ellos han insistido como el fundamental para la colaboración institucional”, indicó.

Agregó: “cuando se decide condicionar la colaboración en materia de seguridad, ante lo que estamos, es ante una decisión no solamente que niega el sentido fundamental del Pacto Federal, sino que nos regresa al autoritarismo, en un desplante vengativo hacia el pueblo de Chihuahua, a quienes finalmente perjudica la descoordinación en una materia tan sensible que trata de la vida, de la integridad y del patrimonio”.

Sin embargo, Javier Corral sostuvo que Chihuahua va a seguir resistiendo las descalificaciones y también dando a conocer su punto de vista.

Nunca, aclaró, hemos estado cerrados al diálogo, a la negociación y al acuerdo, “lo que no permitimos ni estamos dispuestos a consentir, en modo alguno, son las descalificaciones, las mentiras, la distorsión informativa, la manipulación y toda esta narrativa de estigmatización a los productores primero y luego al Gobierno de Chihuahua”.

Dijo que esta misma mañana se ha vuelto a decir que Chihuahua no está cooperando, cuando hoy mismo salen del estado, como todos los días, 22 metros cúbicos por segundo del Granero, casi 2 millones de metros cúbicos de agua en forma diaria.

Javier Corral informó que su gobierno ha mantenido comunicación con el embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, así como con la administración del mandatario de Texas, Greg Abbott, a quienes de manera directa ha explicado cuál es el esfuerzo que se ha hecho para tratar de cumplir lo que materialmente se puede, y se les ha dicho que en ninguna cláusula del tratado existe un porcentaje determinado de aportación de un estado.

Reiteró: “es una mentira que se repite cotidianamente de que a Chihuahua le corresponde el 53%, eso no es así, en ninguna parte se especifica un volumen determinado, porque los quinquenios dependen de la lluvia y a veces Chihuahua ha pagado el 85% y a veces solamente podemos contribuir con el 5% porque depende de los escurrimientos naturales de la lluvia”.

En cuanto a la postura del Gobierno del Estado en el conflicto, el mandatario señaló que lo que fundamentalmente se ha pedido es desmilitarizar el conflicto y entrar en una negociación de carácter político.

Se trata, dijo, de “una negociación que nos permita comparar números, revisar muy bien los volúmenes de almacenamiento, transparentar cifras y particularmente, entrar a un ordenamiento, a una regulación de la cuenca del Río Conchos y sancionar el robo del agua, en eso estamos de acuerdo con el Gobierno Federal, somos nosotros los que hemos exigido que se ponga orden en la Cuenca”.

Añadió que llevará la exigencia del pueblo de Chihuahua a todos los ámbitos, como ocurrió hoy en la Cámara de Diputados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here