Queremos diálogo respetuoso y mesa de negociación transparente: Gobernador

89

Ante cuestionamiento del diputado del Partido Nueva Alianza, René Frías Bencomo, rechazó categóricamente que Chihuahua haya conspirado en la mesa de seguridad en contra de las corporaciones o el Gobierno Federal y aseguró que nunca ha dejado su papel de intermediación en este conflicto  

El Gobierno del Estado siempre ha tenido apertura al diálogo para llegar a una solución en el conflicto entre los productores chihuahuenses y el Gobierno Federal, por la extracción de agua de las presas de la región centro-sur de la entidad, expresó el gobernador Javier Corral en su comparecencia ante el Congreso del Estado para abordar el citado tema.

“Siempre hemos estado dispuestos al diálogo, en política el diálogo es irremplazable, no se puede eludir, pero queremos un diálogo respetuoso y queremos una mesa de negociación transparente, basada en el respeto a las partes”, declaró el titular del Ejecutivo.

Como parte de la agenda, el diputado René Frías Bencomo, del Partido Nueva Alianza (Panal), realizó al mandatario estatal preguntas como: ¿No intervino tardíamente el Gobierno del Estado? ¿De qué manera y cuándo el Gobierno del Estado ha solicitado diálogo, negociación y acuerdos al Gobierno Federal de manera formal? ¿Cuáles son los motivos por los cuáles no ha llegado a un acuerdo? ¿Cuál es la postura del gobernador de Texas? ¿Por qué AMLO siempre dice que es un problema político?

En su respuesta al legislador, el titular del Ejecutivo Estatal afirmó: “Vamos a ir a cualquier mesa de negociación que se abra o se establezca los productores y el Gobierno del Estado de Chihuahua juntos. Queremos un diálogo con dignidad, no queremos que nuestros agricultores sean sentados en la mesa de negociación en calidad de delincuentes, ni el Gobierno del Estado acusado de conspiración, exigimos un respeto para la genuina preocupación que existe en el estado de Chihuahua y particularmente en la región del Río Conchos”.

Manifestó que la administración estatal se ha propuesto siempre como interlocutor, el Gobierno del Estado ha estado puntual desde el inicio de este proceso, no he dejado de intervenir en las reuniones a las que ha sido convocado o que él ha propiciado.

Explicó que se ha reunido desde octubre de 2019 con los usuarios de riego, de donde surgieron todos los planteamientos que se llevaron a la Secretaría de Gobernación el 3 de diciembre de 2020, primera y única reunión a la que se ha convocado.

Ahí, se expresó la voluntad de cumplir con el Tratado, sin afectar los derechos de los concesionarios de los Distritos de Riego en el estado de Chihuahua, aspecto que tiene muy claro puesto que fue él mismo quien redactó ese comunicado de prensa.

El gobernador dio a conocer que posteriormente se celebraron diversas reuniones con Conagua, con Relaciones Exteriores y, la mayoría de ellas, con la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.

“Este es un dato no menor, el Gobierno de la República decidió y escogió como el principal interlocutor para darle seguimiento al conflicto del agua en Chihuahua al subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja. Eso estaba en la línea de la decisión que nosotros más hemos deplorado de la actuación del Gobierno Federal que es haber militarizado primero el conflicto y después haber dejado a la Guardia Nacional el resguardo directo de las presas”, señaló.

Reiteró que nunca ha abandonado el papel de interlocución y ha tenido reuniones con el gobernador de Texas y con el embajador de Estados Unidos en México, para darles a conocer, con información precisa y objetiva, como Chihuahua contribuye al pago del Tratado.

Rechazó categóricamente que Chihuahua haya conspirado en la mesa de seguridad en contra de las corporaciones o el Gobierno Federal.

 “Condicionar la cooperación en seguridad pública solo refleja un talante autoritario y constituye un acto vengativo por nuestra posición en el tema del agua, ataca centralmente el espíritu del pacto federal que se sustenta en la cooperación, en la coordinación entre niveles de Gobierno, entre los poderes de la Unión, para atender áreas sensibles, trascendentales del interés público”, asentó.

Ahondó en este asunto y manifestó: “La seguridad pública no puede, no debe ser condicionada, ni ser rehén de disputas políticas o se diferencias ideológicas. En esto el Gobierno Federal ha cometido un retroceso en torno de uno de sus principales compromisos, que fue hacer de la seguridad pública un ámbito de neutralidad política”.

Javier Corral se volvió a pronunciar en contra del robo del agua, como lo consigna la carta que envió al presidente, en donde se proponen medidas específicas para combatir el robo del vital líquido y que la Conagua haga un operativo para ajustar a las superficies, realmente autorizadas, los sistemas de riego, pero en dos años la Conagua no ha querido tomar cartas en este asunto, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here