Consumo minimalista, tendencia mundial para protección del medio ambiente: Especialista UACH

584

*Recomienda la cultura de reciclar, reducir, reutilizar, recuperar y reeducar.
*Se toma conciencia sobre el problema que existe a nivel mundial sobre el deterioro del planeta

Para mantener una vida con hábitos sostenibles y lograr una economía más estable para este 2021, la mejor opción es adaptar el modelo del consumo minimalista, que consiste en dejar de comprar y acumular artículos que resultan innecesarios, aseguró la M.C. Ángela Yumil Romero Mosqueda, investigadora de la Facultad de Ciencias Agrotecnológicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

La maestra que también es responsable del área de “Modelos de negocios y oportunidades para el desarrollo sostenible” de Faciatec, señala que el consumo minimalista es una tendencia que se despliega a nivel mundial para generar que los seres humanos colaboren en la protección del medio ambiente.

“El minimalismo es una forma de desear liberarse de aquello que sobra, permite poner frenos y medir las compras que constantemente se hacen, es decir, quitarse la idea de que salir de compras es de una actividad divertida y entrañable, cuando realmente lo que más se disfruta es compartir el tiempo con quienes te acompañan”, explicó la especialista.

Es por ello que, a través del Modelo Educativo Renovación UACH-DS, la Universidad desde hace algunos años a la fecha promueve entre la población estudiantil, los hábitos para un desarrollo más sostenible, atendiendo a cinco objetivos que son: reciclar, reducir, reutilizar, recuperar y sobre todo, reeducar.

Romero Mosqueda explicó que cuando se toma conciencia sobre el problema que existe a nivel mundial sobre el deterioro del planeta, se cambia la percepción y se dan cuenta de que todo afecta a todo, como cuando se compran productos de moda, alimentación, turismo, tecnologías, o de higiene que pueden ser consideradas como una forma de vida, pero también, desafortunadamente, son antinaturales y brutales con el medio ambiente.

La investigadora UACH consideró que algunas de las recomendaciones para lograr un consumo minimalista, es empezar desde la casa, como evitar la cultura de usar y tirar, que se basa en una comodidad de creer de que todo es desechable, cuando lo mejor es revisar que lo que no se usa es mejor donarlo.

Otra de ellas es evitar la costumbre de “guardar cosas porque una vez costaron dinero y por si acaso se necesitan”, lo que fomenta la acumulación y puede convertirse en invasor del espacio ajeno, que al no tener dónde guardar las cosas, ocupa lugares de un familiar o hasta de los vecinos.

Aplicar la medida de “Lo que tiene polvo, es porque no se está usando”, mantener un producto inerte es porque nadie lo necesita, lo mejor es entregarlo a quien verdaderamente pueda darle buen uso.

Por último, la catedrática universitaria hizo un llamado a la población en general para tomar en cuenta aquel proverbio indio que dice que “La tierra y sus recursos naturales no son una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”, para entender que todo lo que se le regala a la naturaleza, en algún momento nos lo regresa.

Para mayor información y conocer la programación sigue las redes sociales Instagram, Facebook, Twitter y ahora TikTok como @UACH_MX y en los hashtags #SomosUACH #OrgulloUACH #PontelaU #Lucharparalograr #Lograrparadar #RenovaciónUACHDS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here