Dejó Juan Pedro Santa Rosa destrosado el deporte de Chihuahua

980

Apenas este miercoles recorrí algunas oficinas de Palacio de Gobierno y me encontré con varios personajes de la política actual, el panorama no es nada alentador, pero me llamó la atención que ahora mismo algunas áreas trabajan en sanear el pasado tan gris, tal es el caso de la corrupción, el tráfico de influencias, los desvíos de recursos, la inoperancia y deuda millonaria que se detectó en el Instituto Estatal del Deporte.

Y es que fue sorpresa la que se encontró Teporaca Romero del Hierro al conocer las entrañas del Instituto Estatal del Deporte al tomar sus riendas. Se topó con una estela de acciones que tienen sumido al organismo descentralizado en una severa crisis que afecta a miles de deportistas en el estado.

Romero del Hierro sabía de propia voz de su antecesor Juan Pedro Santa Rosa González que el Deporte Estatal tenía problemas económicos, sin embargo, el asombro llegó cuando se encontró con influyentismo, desvió de recursos, simulación de contratos que sin duda detonan en actos corrupción, entre otras acciones en perjuicio del organismo.

Durante el proceso de la entrega – recepción Santa Rosa González y algunos de sus colaboradores ocultaron diferentes acciones que el equipo de transición del nuevo gobierno detectó, por lo que ahora, una vez en el cargo se están conformando carpetas de investigación desde el exterior y con la colaboración de algunos de los empleados del propio Instituto. Una vez completado este primer paso se procederá a la lluvia de denuncias administrativas y penales en contra de los probables responsables quienes deberán enfrentar la justicia.

Aquí les comparto algunas de las anomalías que se cometieron en el Deporte.

Durante su administración Juan Pedro Santa Rosa erogó varios millones de pesos en favor de Víctor Gamaliel Alatriste Flores quien utilizó al Instituto de Estudios Superiores de Ingeniería Educativa AC para “justificar” la salida de recursos públicos, en un claro acto de corrupción, el propio Alatriste enfrenta diferentes denuncias a nivel nacional por este mismo modus operandi.

En el caso del tráfico de influencias, desde el inicio de su gestión Santa Rosa otorgó nombramientos en puestos claves a personajes que ya eran sus empleados en un proyecto particular, formando una red al interior del Instituto para fortalecer su negocio de futbol.

Entre el personal involucrado se encuentran Amsel Palomino, Julio Ortega, Julio César Piñón, Magdiel Valles, Julio Villegas, Pedro Ramírez, Fernando Cempoalt, Aldo Pedroza, Alejandra Ramírez y Fernando Caraveo quienes operaban con recursos públicos el negocio particular denominado Liga Premier Estatal.

En más acciones en perjuicio del servicio público, el exfuncionario se benefició de manera personal a través de la celebración de las carreras pedestres que le organizaba al gobernador Javier Corral Jurado, entregando el evento a Gustavo Álvarez Mendoza quien ya había sido sancionado cinco años para no ocupar cargos públicos por desvíos al interior del propio Instituto en la administración 2004-2010. Aquí Álvarez Mendoza se encargaba de operar la logística del evento, ordenaba contratar el servicio de proveedores a modo, manipulaba inscripciones, entre otras anomalías.

De igual manera Santa Rosa González se dio el lujo de interferir en la operación de la Liga de Básquetbol del Estado. En una jugada deshonesta dejó fuera del proyecto al CP Arturo Cota para imponer a un presidente dócil en la figura de Tomás Hernández Silos que además es empleado de la Federación Mexicana de Futbol, esto permitió también el uso indiscriminado de recursos públicos en donde varios resultaron beneficiados.

La nueva administración encontró también anomalías en las licitaciones para la adquisición de equipamiento, artículos para diversas disciplinas y uniformes, este último rubro específicamente con la marca deportiva JOMA.

Otro foco rojo detectado fue en la celebración de las olimpiadas nacionales en Chihuahua durante los años 2018 y 2019, aquí se dejó de lado las reglas de operación del recurso público, se cometieron decenas de faltas administrativas según quedó documentado en las observaciones hechas por la Secretaría de la Función Pública, algunas aún siguen vigentes, aquí aparece de nueva cuenta el personaje Álvarez Mendoza antes mencionado.

La inoperancia del Instituto Estatal del Deporte se ve reflejada en la nula participación en concursos a través de proyectos para la gestión de recursos de toda índole, la falta de oficio de Santa Rosa propició que el organismo tenga una deuda actual superior a los 40 millones de pesos, donde los principales afectados son los deportistas quienes dejaron de recibir estímulos económicos, apoyos para su desarrollo lo que detona en un estancamiento severo generacional. La deuda a prestadores de servicio =proveedores= es crítica, Juan Pedro no fue capaz de dar la cara, enfocando sus esfuerzos en buscar quien le otorgará más crédito en materia de seguridad =vigilancia=, mantenimiento de parques, jardines y unidades, así como recolección de basura entre otros.

Juan Pedro Santa Rosa González se mantuvo como director del Deporte bajo la protección de Miguel Riggs Baeza ex legislador y operador político de Javier Corral Jurado, es decir ocupaba el cargo por recomendación no por capacidad, esa es la razón por la cual el Instituto queda en las peores condiciones desde su creación. Aún con esta situación Juan Pedro se dio la oportunidad para dejar acomodada a su gente en el Instituto como el caso de los subdirectores a quienes les ordenó no entregar su renuncia, de paso aprovechó para enviar como director del deporte en el municipio de Delicias a Esteban Trevizo Díaz quien es otro de sus operadores, a ver qué dice el Presidente Jesús Valenciano cuando se enteré que su funcionario es citado en la Fiscalía Anticorrupción.

Largo camino hacia arriba le tocará recorrer a Teporaca Romero, recibiendo un Instituto sin pies ni cabeza, sin orden administrativo, con una deuda multimillonaria, con severos problemas de operación técnica y perdiendo tiempo valioso en generar cientos de denuncias para fincar responsabilidades a quienes encabezaron una de las peores administraciones de las cuales se tenga recuerdo en el estado de Chihuahua.

Hágame su opinión en la siguiente dirección.

bruno.delgadog74@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here