Difunde IMSS Chihuahua la importancia del “Triage”

196

Es el procedimiento médico para obtener de manera individualizada una visión general de cada paciente para establecer la prioridad de su atención

A través de este mecanismo se establece cuales son urgencias reales y las sentidas; es decir, cual amerita inmediata atención.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua destaca la importancia de que la población derechohabiente conozca el sistema “Triage” para la atención médica.

Lo anterior, debido a que alrededor del 80% de los casos atendidos en los servicios de urgencias son situaciones que no ponen en riesgo la vida.

Se trata del sistema TRIAGE, que se rige por dos principios fundamentales: salvar el mayor número de vidas y hacer el mejor uso de los recursos disponibles.

La institución maneja un procedimiento médico de estándares internacionales, para obtener de manera individualizada una visión general de cada paciente y con ello establecer las prioridades para su tratamiento o traslado.

Con este esquema se realiza un reconocimiento sencillo, completo y rápido a los pacientes para establecer criterios en cuatro categorías básicas: muy grave, grave, menos grave e irrecuperable; para cada uno de éstos grupos se asignará una cadena de tratamiento.

Rojo.-Reanimación: Presentan una situación que amenaza o pone en riesgo la vida. (shock, estado epiléptico o convulsivo, paro cardiaco o respiratorio, dificultad para respirar, fracturas, traumas graves en cráneo o cadera, heridas graves, parto en curso, intento de suicidio, abuso sexual, embarazada con sangrado).

Naranja.-Emergencia: Estado clínico caracterizado por alteraciones órgano-funcionales agudas y graves con riesgo inminente de muerte, por lo que requieren atención médica al arribo del paciente al servicio de urgencias. (infarto, fractura expuesta, sangrado a cualquier nivel).

Amarillo.-Urgencia: Estado clínico caracterizado por alteraciones órgano-funcionales agudas o subagudas de severidad moderada, que tienen la potencialidad de afectar la función, el órgano o la vida (tos con expectoración y fiebre sin mejoría tras consulta, cuerpo extraño en ojo, en oído, dolor de cabeza, infección de herida quirúrgica, heridas que necesitan puntos que no involucre un órgano vital, embarazadas sin sangrado, dolor en el pecho).

Verde.-Urgencia menor: Estado clínico caracterizado por alteraciones órgano-funcionales subagudas o crónicas de baja gravedad, sin riesgo inminente para la función, el órgano o la vida. Incluye condiciones de riesgo que ameritan atención médica prioritaria. (vómito sin sangre, esguince, diarrea sin deshidratación, etc.).

Azul.- No urgente: Estado clínico caracterizado por posibles alteraciones órganofuncionales de nula gravedad; situación de afectación a la salud personal que el individuo o la familia percibe como amenazante, pero que desde el punto de vista clínico-médico no implica riesgo a corto plazo para la vida, el órgano o la función y que puede ser atendida de manera ambulatoria en los Servicios de Urgencias por su Médico Familiar. (Resfriado común, malestar sin fiebre, etc.).

Bajo este esquema operativo, en cuanto un usuario llega al servicio de urgencias, se pasa al área de TRIAGE; lugar donde se hace la valoración de su estado de salud.

Si se trata de una urgencia real, inmediatamente se transfiere al área de choque, lugar al que se concentran todos los médicos para reanimar y estabilizar al paciente.

Si el malestar puede esperar un poco, es recomendable que visiten su médico familiar, quien les indicará el tratamiento a seguir; si así lo requiere, los canalizará a la especialidad correspondiente. De esta manera evitará largas esperas y el servicio de urgencias será más oportuno para quienes llegan en una situación crítica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here