El Salvador lleva a periodistas a tres cárceles para verificar que los presos no gozan de beneficios

114

La fiscalía de El Salvador investigará las supuestas negociaciones que mantuvo el gobierno del presidente Nayib Bukele con la Mara Salvatrucha 13 para conseguir reducir el número de homicidios a cambios de beneficios penitenciarios, según desveló un reportaje del medio digital «El Faro». Según ese reportaje, funcionarios y líderes de esa violenta pandilla se habrían reunido varias veces en las cárceles de Zacatecoluca e Izalco Fase III desde junio de 2019, cuando inició el mandato de Bukele.

«Si nosotros descubrimos que hay personas que están aprovechando para negociar con pandilleros, los vamos a procesar. No importa quién sea», dijo fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, en una entrevista televisiva en respuesta a la información revelada por «El Faro», un medio digital especializado en asuntos de Centroamérica y América Latina.

El reportaje, que cita documentos oficiales y fuentes anónimas del gobierno, asevera que el objetivo era reducir la tasa de asesinatos en El Salvador a cambio de privilegios como poder comprar pizzas y golosinas en las cárceles, o cambiar presos de celda. Los funcionarios también habrían ofrecido mayores beneficios si el partido de Bukele logra un resultado positivo en las elecciones legislativas de febrero de 2021, cuando se elegirán a los 84 diputados que forman el congreso. La oposición domina ahora mismo la Asamblea Legislativa, motivo por el que muchas medidas del Ejecutivo son bloqueadas.

En un intento de desvirtuar la acusación sobre privilegios de los pandilleros, el gobierno organizó una visita para periodistas locales e internacionales a tres cárceles (Quezaltepeque, Izalco y Ciudad Barrios) para verificar que la situación de los reos. «Nos acusan de violar derechos humanos de los terroristas. ¿Ahora dicen que les damos privilegios? Muéstrenme un privilegio. Uno solo», escribió Bukele en la red social Twitter en una publicación que acompañó con fotografías de presos para intentar proyectar una sensación de mano dura contr

Información «tendenciosa», según el gobierno

«Llévelos a tres [cárceles] con acceso irrestricto a todas las áreas, que entrevisten al azar a los reos que quieran y pregunten lo que quieran. Que no quede un ápice de credibilidad de ese panfleto», añadió Bukele en un comunicado de prensa en el que anunciaron la visita de los medios de comunicación.

Según la visión del gobierno, la información de «El Faro» es «tendenciosa» y únicamente busca desvirtuar los esfuerzos en materia de seguridad que ha realizado el gobierno de Bukele. En una entrevista con ABC en al inicio de su mandato Bukele dijo que su administración no negociaría con las pandillas, una práctica que ya salpicó a otros partidos del país centroamericano.

CORRESPONSAL EN CIUDAD DE MÉXICO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here