En Latinoamérica y el Caribe la población vacunada contra el COVID-19 está por debajo del 10 %

555
The Urban Health Network for Latin America and the Caribbean publicó un documento que resume cómo le ha ido a la región durante la pandemia. Es la segunda con peor tasa de mortalidad acumulada, a pesar de tener una población más joven.
Hasta el 1 de junio de 2021 la tasa de mortalidad acumulada es la segunda más alta de todas las regiones.
TARSO SARRAF

A principios de este mes, el 9 de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio una buena noticia: los casos globales de COVID-19 habían descendido un 15 % en la última semana, lo que la volvía la sexta semana consecutiva en la que se reportó una disminución de infecciones. En cuanto a las muertes el panorama era similar, ya que la reducción fue del 8 %. Cinco días después, desde su cuenta de Twitter, Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York (Estados Unidos), anunciaba que el 70 % de la población adulta ya estaba vacunada, esperando que se diera la ya popular inmunidad de rebaño. “Eso significa que podemos volver a la vida tal como la conocemos”, trinó.

Pero mientras el ambiente se vuelve optimista a escala mundial, en Colombia las cifras apuntan a otro escenario. El martes que pasó, 15 de junio, se rompió un récord con 599 fallecidos reportados y 24.452 casos nuevos. Mientras Brasil ha llegado a registrar más de 4.000 muertes en menos de 24 horas y Haití es de los pocos países del hemisferio occidental que aún no inician la vacunación. Latinoamérica y el Caribe (LAC), nos recuerda una vez más un reporte publicado por la red The Urban Health Network for Latin America and the Caribbean, es una de las regiones más golpeadas por la pandemia.

De hecho, hasta el 1 de junio de 2021 la tasa de mortalidad acumulada es la segunda más alta de todas las regiones, solo superada por Estados Unidos y Canadá, pero con la diferencia de que LAC tiene una población mucho más joven. Además, durante mayo de este año, las tasas de muerte por coronavirus en varios países de la región fueron de los más altos del mundo.
COVID-19 en LAC
El Espectador

Lea: Coronavirus en Colombia 16 de junio: casos y principales noticias

Las razones para que LAC se encuentre en este punto son varias y se mezclan. El reporte señala, por ejemplo, la falta de un sistema de salud robusto, obstáculos para poder implementar políticas de salud basados en la evidencia y dificultades que existían, incluso antes de la pandemia, para registrar defunciones y las causas de muerte. Por ejemplo en Perú, para mayo de este año, se estima que las muertes por coronavirus fueron el doble que las inicialmente se registraron.

“La pandemia ha puesto de relieve las debilidades de los sistemas de atención de la salud (acceso y recursos limitados, mala calidad y carencia de coordinación), así como en infraestructura de salud pública y recursos humanos relacionados con la vigilancia de enfermedades, la identificación de casos, el rastreo de contactos, comunicación de salud pública y preparación para una pandemia”, explica el documento.

COVID-19 en LAC
El Espectador

Y es que la crisis del coronavirus no solo en LAC, sino en el mundo, dejó de ser un problema netamente sanitario y reveló la crisis de líderes políticos, demostrando incluso cómo algunos presidentes latinoamericanos perpetuaron la desinformación y desencadenó el incremento de otros problemas de salud que ya existían, como las enfermedades no transmisibles y la salud mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here