Epilepsia puede mantenerse bajo control: IMSS

342
  • El trastorno no afecta la inteligencia y con medicamentos se puede llevar una vida normal

  • Con el paso del tiempo, el paciente aprende a identificar cuándo está a punto de presentarse una crisis

La Oficina de Representación Chihuahua del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa a la ciudadanía sobre las crisis convulsivas recurrentes, enfermedad conocida como epilepsia.

El trastorno se caracteriza por convulsiones repetidas en un lapso de tiempo; la persona pierde el control de su cuerpo y la noción del tiempo mientras dura el episodio, que puede ser desde unos segundos hasta varios minutos.

La enfermedad ataca de manera diferente a cada persona y las manifestaciones pueden ser más intensas en unos pacientes que en otros, depende del área afectada.

Puede presentarse a cualquier edad y por diferentes causas, entre las que se encuentran los bajos niveles de azúcar o sodio en la sangre, enfermedades, intoxicación por medicamentos y alcohol, golpes y lesiones en la cabeza, además de herencia familiar, así como anormalidades congénitas.

Aunque en la mayoría de las ocasiones la enfermedad es imprevisible, con el paso del tiempo, algunas personas que la padecen aprenden a identificar algunos síntomas que les indican que pronto se presentará una crisis, como dolor de cabeza, somnolencia, movimientos involuntarios de alguna parte del cuerpo o cambios en el estado de ánimo.

Sin embargo, también tienen otra clase de sensaciones que sólo la persona epiléptica percibe y la alertan, pero no saben cómo describirlos, a esto se le conoce como “aura”.

Cuando una crisis se presente es recomendable alejar de la persona cualquier objeto o mueble con el que pudiera hacerse daño ella misma, mientras se presentan los movimientos involuntarios.

También se aconseja colocar de lado a la persona para evitar que se pueda ahogar en caso de vómito; detener sus brazos y sólo si se muerde la lengua, intentar colocar algo entre sus dientes; jamás se debe meter la mano, porque la fuerza es tanta que podría causar una gran lesión.

Por eso es recomendable que las personas que sufren este malestar se encuentren siempre acompañadas o con alguna persona cerca, para que les pueda auxiliar en caso de ser necesario.

El Seguro Social exhorta a los derechohabientes que han presentado alguna crisis de este tipo, a que acuda lo más pronto posible a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) a realizarse una revisión médica, para descartar la enfermedad, o si ya la tienen, reciban el tratamiento adecuado que les permita controlar el trastorno y puedan llevar su vida con calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here