Estados Unidos quiere retomar sus negociaciones con Irán, pero con condiciones

411

El gobierno iraní pidió de nuevo a Estados Unidos este viernes que levante todas las sanciones impuestas por el ex presidente Donald Trump, horas después de una propuesta de negociaciones de parte de la administración de Joe Biden. Teherán ‘anulará inmediatamente’ sus medidas de represalia si Estados Unidos ‘levanta sin condiciones todas las sanciones impuestas, reimpuestas o rebautizadas por Trump’, tuiteó el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif.

Una vez dé Washington ese primer paso, llegará el turno de Irán. ‘Luego, nosotros revertiremos inmediatamente todas las medidas correctivas’, dijo Zarif en su cuenta oficial de Twitter aludiendo al incumplimiento por parte de Teherán de sus obligaciones bajo el pacto nuclear. Las presiones y los llamamientos a la vuelta a la diplomacia han aumentado coincidiendo con el ultimátum fijado por Irán para el próximo martes, cuando tiene intención de limitar las inspecciones internacionales a sus instalaciones atómicas. Irán ha fijado una fecha límite para la próxima semana para que Biden comience a revertir las sanciones impuestas por Trump, o tomará el paso más importante hasta ahora en violación del acuerdo nuclear de 2015: prohibir las inspecciones a corto plazo del organismo de control nuclear de la ONU, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Los ministros francés, Jean-Yves Le Drian, alemán, Heiko Maas, británico, Dominic Raab, y estadounidense, Antony Blinken, afirmaron el jueves que si esta ley se aplica, se entraría en una situación ‘peligrosa’ e instaron a Irán a ‘considerar las consecuencias de una acción tan grave, especialmente en este momento de renovada oportunidad diplomática’. El ministro iraní de Exteriores enfatizó que se trata de un proceso ‘simple’: ‘Comprometerse, actuar y reunirse’, rebajando las esperanzas a unas conversaciones inmediatas para solventar la crisis nuclear.

‘Tenemos que garantizar que Irán nunca tenga armas nucleares’

Así respondió este viernes Zarif al comunicado emitido la víspera por el Departamento de Estado estadounidense, que indicó que Estados Unidos aceptaría una invitación del alto representante de la Unión Europea para asistir a la reunión del grupo 5+1 e Irán para hablar de la ‘vía diplomática sobre el programa nuclear de Irán”. Tras la reunión virtual entre los ministros de Exteriores de Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, el gobierno de Biden anunció que estaba dispuesto a aceptar una invitación de la Unión Europea para participar en conversaciones con Irán. El encuentro reuniría a los países que firmaron el acuerdo (Irán, Estados Unidos, Alemania, China, Francia, Reino Unido y Rusia) con el fin de ‘abordar la mejor forma de avanzar respecto al programa nuclear’ iraní, según la diplomacia estadounidense. El jueves, los ministros de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos dijeron el jueves que estaban decididos a que Irán no obtenga un arma nuclear y expresaron su preocupación por las recientes medidas de Teherán. ‘Con respecto a Irán, el E3 y Estados Unidos expresaron su interés de seguridad compartido y fundamental de defender el régimen de no proliferación nuclear y garantizar que Irán nunca pueda desarrollar un arma nuclear’, dijeron los ministros en un comunicado conjunto después de una reunión virtual.

Es la segunda vez que el nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, mantiene conversaciones con sus pares europeos, que forman el llamado grupo E3. Los ministros ‘expresaron sus preocupación compartida por los pasos recientes de Irán para producir tanto uranio enriquecido hasta en un 20% como uranio metálico’, dijo el comunicado. El E3 y Estados Unidos dijeron en su declaración que estaban ‘unidos para subrayar la naturaleza peligrosa de una decisión de limitar el acceso a la OIEA e instan a Irán a considerar las consecuencias de una acción tan grave, particularmente en este momento de renovada oportunidad diplomática”. El E3 ‘acogió con satisfacción la intención declarada de Estados Unidos de volver a la diplomacia con Irán, así como la reanudación de un diálogo seguro y profundo entre el E3 y Estados Unidos”.

Gestos de buena voluntad En un gesto de buena voluntad, el gobierno de Biden también anunció que la proclamación de sanciones internacionales contra Irán, realizada de manera unilateral por Trump en septiembre, se quedará en el papel. El resto de los 15 países del Consejo de Seguridad ya habían considerado que este anuncio no tendría ningún efecto. Además, el departamento de Estado norteamericano anunció que aliviaría las restricciones de desplazamiento en Nueva York de los diplomáticos iraníes ante la ONU, que también fueron aumentadas durante el mandato de Trump.

Estas medidas obligaban a los representantes iraníes a no alejarse más allá de unas calles de la sede de la ONU. Ahora podrán desplazarse libremente por Nueva York y su periferia. Estas señales de buena voluntad hacia Irán fueron elogiadas incluso por Rusia este viernes. ‘Dejar de pedir sanciones es algo bueno (…) es un hecho positivo’, dijo el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov, estimando, no obstante, que queda mucho trabajo por delante para reimpulsar el acuerdo nuclear con Irán. Sin duda, el cambio de gobierno en Estados Unidos aumentó las esperanzas de que se reanude el diálogo entre Washington y Teherán tras la política de ‘máxima presión’ ejercida por su predecesor. Biden ha dejado muy claro que Estados Unidos tiene la intención de volver al pacto solamente cuando Irán vuelva a demostrar que lo cumple plenamente. ‘Nuestras medidas son una respuesta a las violaciones estadounidenses y europeas’, aseguró Zarif el jueves. ‘Responderemos a los actos con actos’, añadió. Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos también expresaron su ‘preocupación común’ por la reciente decisión de Irán de producir uranio enriquecido al 20% y uranio metálico, lo que constituye un ‘paso clave en el desarrollo de un arma nuclear’. Desde la retirada de Estados Unidos del acuerdo y la reimposición de las sanciones que asfixian la economía iraní, Teherán se ha ido liberando de muchos de los límites que había aceptado imponer a su programa nuclear. El director general del OIEA, Rafael Grossi, tiene previsto viajar el sábado a Teherán para ‘encontrar una solución mutuamente aceptable’, según el organismo con sede en Viena, que está preocupado por el ‘grave impacto’ de estas restricciones. Con información de AFP, EFE y Reuters

Nota de Expansion.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here