Explica Chihuahua inutilidad de extracción de agua de La Boquilla para pago del Tratado

120

Gobernador y funcionarios estatales, demuestra técnicamente que el estado siempre ha colaborado, incluso en este año difícil, al cumplimiento del compromiso de México con Estados Unidos; se pueden  entregar hasta la fecha límite unos 90 millones de metros cúbicos, “porque no podemos más”

En conferencia con el gobernador Javier Corral Jurado, el director ejecutivo de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), Óscar Ibáñez Hernández, señaló que hacer un traslado de la presa La Boquilla a El Granero para cumplir la cuota del Tratado Internacional de Aguas no tiene sentido alguno, ya que la capacidad máxima de desfogue de ésta última es de 22 metros cúbicos por segundo, así opera ya en estos momentos y no puede incrementarse.

Dijo que actualmente se tiene una descarga de 20 metros cúbicos por segundo de la presa Las Vírgenes, que es lo compensa la salida del agua de El Granero para el pago del Tratado, que fue lo que los productores ofrecieron en su propuesta avalada por el Gobierno del Estado.

“Traer el agua de La Boquilla implica más pérdidas, es un agua que se desperdicia porque en el trayecto se pierde por lo menos un 20 por ciento del volumen, y bueno, pues no sirve absolutamente de nada porque no se puede utilizar para el pago del Tratado, puesto que ahorita ya se tiene un volumen de extracción máxima de El Granero”,  explicó Ibáñez Hernández.

“De aquí al 24 de octubre –agregó– que es el tiempo que se tiene para cumplir el compromiso con Estados Unidos, pues ese volumen de agua no serviría absolutamente para el propósito que dicen para el cual serviría”.

El gobernador Javier Corral indicó que con el nivel máximo de extracción que ya se aplica en El Granero, en los días que faltan para la fecha límite del pago del Tratado Internacional de Agua México-Estados Unidos, se entregarán cerca de 90 millones de metros cúbicos.

“Es lo que tenemos que garantizar de aquí al 24 de octubre y no más, porque no podemos más”, expresó el mandatario.

Dijo que eso es lo que se le ha dicho al Gobierno Federal y se le insistirá, “el día de hoy y mañana y todos los días que tengamos que ver hasta la solución de este conflicto”.

Javier Corral hizo un llamado a todos los sectores de la sociedad chihuahuense  a unirse en la defensa del agua, no solo para el presente, sino para el futuro.

Reiteró que Chihuahua debe colaborar y cooperar en el cumplimiento del Tratado “pero nunca vamos a ir en contra de los intereses de los agricultores y de los productores”.

El gobernador lamentó que la propuesta que el 27 de agosto hicieron sobre este tema agricultores chihuahuenses y el Gobierno del Estado, al Gobierno Federal, hasta este 10 de septiembre no haya tenido respuesta.

“Hemos intentado contactar al Presidente por varias vías, pero las largas es lo que ha caracterizado el manejo de la Presidencia de la República en este conflicto”, indicó el gobernador.

Dijo que esas propuestas pudieron haberse constituido en un extraordinario punto de negociación de partida, que pusiera fin al conflicto.

El director ejecutivo de la Junta Central de Agua y Saneamiento, Óscar Ibáñez, detalló que al 31 de agosto de 2020, entre los seis afluentes del Río Bravo suman 431.08 metros cúbicos, de los cuales la cuenca del Conchos, situada en Chihuahua, aporta 224.67 metros cúbicos por segundo, que es el 52 por ciento de ese total.

Esto, aseguró, desmiente las afirmaciones de funcionarios federales en el sentido de que Chihuahua ha dejado de colaborar en el cumplimiento del Tratado.

En cuanto a la contabilización del pago al Tratado, dijo que en una acción totalmente impráctica, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) empezó a extraer de El Granero en noviembre, diciembre y enero, y ese volumen en lugar de aplicarlo al pago de agua del Tratado, se mandó en dos terceras partes a las presas internacionales y solamente una tercera parte se destinó a la entrega de agua a Estados Unidos.

Detalló que Conagua aceptó el 28 de mayo de 2020 recurrir al acta 234, que es un mecanismo del propio Tratado, que se utiliza para condiciones de sequía en las que hay problemas para cumplir con el acuerdo, por lo cual a partir de junio, todas las extracciones se dedican al pago del agua.

Dio a conocer que de acuerdo con datos de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), Chihuahua pagó a la fecha el 68 por ciento del pago de agua que México ha entregado en este año a los Estados Unidos.

Precisó que actualmente el volumen útil de la presa Las Vírgenes es de 112 millones 897 mil metros cúbicos para un 32 por ciento de su capacidad, La Boquilla presenta 872 millones 419 mil metros cúbicos para un 31 por ciento y El Granero, tiene 77 millones 337 mil metros cúbicos para un 35 por ciento de su capacidad.

Añadió que la presa Venustiano Carranza, en Coahuila, tiene un volumen útil de 215 millones 981 mil metros cúbicos para un 35 por ciento; la Marte R. Gómez en Tamaulipas, registra 846 millones 164 mil metros cúbicos para un 108 por ciento, y la presa El Cuchillo, en Nuevo León, presenta 913 millones 459 mil metros cúbicos para un 90 por ciento.

Sin embargo, estas dos últimas no se pueden utilizar para el pago del Tratado, porque se ubican aguas abajo.

En su participación, el secretario de Desarrollo Rural, René Almeida, informó que en agosto normalmente hay cifras superiores a 100 milímetros de lluvia y este año se tuvieron 30 milímetros, no obstante estos estuvieron precedidos de un mes de julio atípicamente seco.

Dijo que esto provocó que no se registraran los escurrimientos que se esperaban para las presas, por lo cual se le solicitó a Conagua que evalué las condiciones de Chihuahua para el pago del Tratado.

“Si sigue este nivel de extracción para el siguiente año no habría agricultura en la región centro-sur del estado, no habría producción lechera, ni algo de la producción de carne de ave, sería un desequilibrio de toda la cadena productiva”, señaló.

Precisó que en cuanto a frijol de temporal, se perdió el 80 por ciento de la producción, en maíz grano la baja es de entre 50 y 60 por ciento, la producción forrajera como avena, sorgo, entre otros, es casi nula, lo cual impactará al sector ganadero para el siguiente año.

En las zonas maiceras de riego por la zona de Cuauhtémoc, habrá un 25 por ciento menos, la producción de algodón también está bajando considerablemente, y en la región centro-sur, la producción de chile tuvo un retroceso, al igual que la de algodón, cebolla, forrajes y la nogalera.

El funcionario estatal lamentó que no se ha encontrado el eco por parte de las autoridades federales para comprender la situación de la entidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here