¿Hasta dónde puede llegar la confrontación entre Israel y Hamás?

830

Estados Unidos, la Unión Europea y hasta Rusia hacen movidas urgentes para detener el enfrentamiento. Sin embargo, desde los dos lados de la frontera no hay señales de querer una tregua. Este es el panorama de una historia que se repite.

Estos son los cohetes que lanza Hamás desde la Franja de Gaza hacia Israel. Según ese país, van hasta ahora cerca de mil misiles lanzados. / AFP
Estos son los cohetes que lanza Hamás desde la Franja de Gaza hacia Israel. Según ese país, van hasta ahora cerca de mil misiles lanzados. / AFP / MAHMUD HAMS

La retórica anticipa lo peor: una guerra a gran escala. El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, dice que “el ejército seguirá atacando para garantizar una calma total y duradera (…) solo cuando hayamos alcanzado este objetivo podremos hablar de tregua”. Desde el otro lado de la frontera, en la Franja de Gaza, Hamás responde que “no habrá marcha atrás en nuestra resistencia, sin importar cuál sea el precio”.

Una factura que para las dos partes en conflicto es muy alta: al menos 48 muertos en Gaza –entre ellos 14 niños y tres mujeres–, a los que se suman dos palestinos fallecidos en Cisjordania ocupada y siete israelíes, el último un niño de 6 años que murió por un cohete disparado desde Sederot, ciudad israelí cercana a la Franja de Gaza. Además, más de 320 palestinos están heridos y, del lado israelí, la cifra es de cien.

Le puede interesar: Enfrentamientos entre Israel y Palestina ya dejan 50 muertos

Desde la Franja de Gaza, sólo la noche del martes, se produjo una lluvia de cohetes hacia Israel: cerca de mil, según las autoridades israelíes. El miércoles, fueron 130 las armas disparadas por Hamás. “Han lanzado más de 1.000 misiles desde la Franja de Gaza. Alrededor de 250 cayeron en la misma Franja y en algunos casos causaron muertos y heridos de los propios palestinos”, informó en un encuentro con prensa internacional Lior Haiat, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

Una mirada al pasado

Israel despertó el miércoles con daños considerables que no se veían desde la guerra de Gaza de 2014, con casas y coches destrozados. Desde la Franja se habla de una destrucción peor: edificios en ruinas, cadenas de televisión bombardeadas, túneles derruidos y casas arrasadas por los bombardeos.

Israel y Hamás se dirigen hacia una “guerra a gran escala”, advirtió el enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland, quien pidió a las partes que pongan fin “inmediatamente” a los enfrentamientos. “Una guerra en Gaza sería devastadora y la gente pagaría el precio”, agregó Wennesland en Twitter.

“Todavía hay muchos objetivos en la mira. Esto es solo el comienzo”, advirtió el ministro de Defensa, Benny Gantz, jefe del ejército durante el último conflicto en Gaza en 2014, mientras el primer ministro, Benjamin Netanyahu, aseguró que Hamás “va a ser golpeado de una manera que no se espera”.

El jefe de Hamás, Ismail Haniyé, dijo estar “preparado para defenderse”. “Si Israel quiere una escalada, estamos preparados, y si quiere detenerse, también estamos listos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here