Aviso preventivo por vientos fuertes el 1 y 2 de mayo
abril 30, 2018
El Gobierno de Javier Corral ha tratado muy mal a los trabajadores: Cruz Pérez Cuellar
mayo 2, 2018

IMSS: El asma no impide una vida normal

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, informa que el asma es una  enfermedad que no impide llevar una vida normal a quien la padece, sin embargo, es fundamental que se lleve una adecuada atención médica.

 

El asma es una enfermedad en la que se presenta inflamación a la altura de los bronquios, lo que produce aumento de secreción, tos y silbidos al respirar; esto hace más difícil el acceso del aire, y da la sensación de opresión en el pecho.

 

Las personas que padecen esta enfermedad no pueden respirar, por lo que es necesario la aplicación de medicina urgente; a esta situación se le conoce como crisis asmática y en caso de no contar con el medicamento adecuado, deben acudir de inmediato al área de urgencias del hospital o al módulo de Atención Médica Continua de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de su adscripción, para que personal calificado ayude a reinstalar una ventilación pulmonar adecuada.

 

El asma no es contagiosa; las sustancias químicas irritantes como humo de cigarrillo -aunque sea a varios metros de distancia-, polvo y gripe son algunos factores que contribuyen a que ésta se presente. Mientras que recibir emociones fuertes, la risa, el llanto o el bostezo pueden hacer que se contraigan los músculos y provocar una crisis.

 

Las molestias se incrementan en temporada de lluvias por la producción de esporas, y en invierno, porque aumenta el nivel de contaminación ambiental además de que el aire frío que se respira puede inflamar las vías respiratorias.

 

El asma puede ser controlada en la mayoría de los casos, casi al 100 por ciento, siempre y cuando el paciente siga de manera correcta y puntual el tratamiento que le corresponde.

 

El Seguro Social exhorta a todos sus derechohabientes a que si tienen la enfermedad, aunque se sientan bien, no abandonen el tratamiento porque podrían sufrir una crisis respiratoria y una recaída en su salud. Si sospechan que padecen de asma acudan a la UMF de adscripción para que el médico familiar los valore y si es necesario, prescriba el tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *