Invita IMSS a corregir mala alimentación para evitar desarrollo de enfermedades

420

La Oficina de Representación Chihuahua del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa a la población sobre los riesgos de comer de forma incorrecta y poco saludable, pues la mala alimentación puede generar a largo plazo múltiples enfermedades, desde la desnutrición, diabetes o cáncer de colon, con severas consecuencias.

La Coordinación de Nutrición y Dietética advirtió que la mala alimentación no sólo implica el consumir comida chatarra, sino el hecho de comer poco y mal.

Indicó que el no comer en horas adecuadas y largos periodos sin tomar alimento, son muy malos hábitos alimenticios, al igual que no llevar una dieta balanceada y equilibrada acorde con la cantidad de energía que necesitamos diariamente.

Señaló que el sobrepeso y la obesidad están estrechamente relacionados con enfermedades como la diabetes e hipertensión, la cual puede generar daños irreversibles al cuerpo y sus funciones.

Añadió que para prevenir el factor de riesgo de padecer diabetes, hay que modificar hábitos como dejar de consumir azúcar, refrescos y harinas refinadas, mantener una dieta balanceada y consumir más vegetales, frutas y carnes blancas, controlar el estrés y hacer ejercicio.

Indicó que otra enfermedad relacionada con la mala alimentación es el cáncer de colon, si bien el factor genético es determinante para el desarrollo de la enfermedad, el consumo habitual de fibras como cereales y frutas, tomar al menos dos litros de agua simple, facilitan la labor intestinal al procesar los alimentos y evita la aparición trastornos que pueden ser permanentes.

Asimismo, señaló que el exceso de grasas en la alimentación también genera riesgos para la salud, pues eleva los niveles de colesterol malo en la sangre que impide la correcta circulación de la sangre, lo que da paso a accidentes cardiovasculares con fatales consecuencias, como infartos o embolias.

La gota también es un padecimiento relacionado con los excesos en la ingesta de carne roja, bebidas azucaradas y alcohol. Pues estos contenidos elevan las concentraciones de ácido úrico en la sangre, lo que provoca dolores en rodillas, pies y otras articulaciones. La recomendación es bajar las raciones de carne y compensarlas con legumbres y hortalizas.

Carnes, grasas y azúcares en exceso también contribuyen al desarrollo de la osteoporosis, pues esta ingesta es pobre en minerales como el calcio, que proviene de otros tipos de alimentos como los derivados de la leche, granos y pescado.

El IMSS cuenta con orientación especializada en los módulos PrevenIMSS y los servicios de nutrición de las Unidades de Medicina Familiar (UMF) donde se asesora al derechohabiente sobre cómo llevar una dieta balanceada conforme a su edad y estado de salud, también le indicarán sobre las actividades físicas que puede realizar, a fin de fortalecer el cuerpo y mantener el peso ideal.

–ooOoo–

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here