Modernizan Planta de Tratamiento Sur y saneamiento alcanza 100% en Chihuahua capital

181

Inaugura gobernador Javier Corral su rehabilitación que tuvo una inversión de 130 millones de pesos para mejorar la calidad de vida de los chihuahuenses

31 de agosto · 03:40pm


El gobernador Javier Corral inauguró la rehabilitación y modernización de la Planta Sur de Tratamiento de Aguas Residuales de la ciudad de Chihuahua, que se realizó en una coinversión del Gobierno del Estado con la empresa Arersa, por un monto de 130 millones de pesos como parte del Maratón de Obras 2021.

“La Planta completa el gran proyecto de rehabilitación de nuestras dos plantas tratadoras de aguas residuales en la capital del Estado, la norte y la sur, que vienen a generar un gran beneficio a toda la población porque se va a sanear el 100 por ciento de las aguas residuales que genera la ciudad de Chihuahua, equivalente a 2 mil 200 litros por segundo”, declaró el gobernador.

Como parte del Maratón de Obras 2021, Javier Corral destacó que con la modernización de las Plantas Tratadoras de Agua Norte y Sur, estas dos creaciones tendrán un impacto de largo plazo en la calidad de vida de los habitantes de la ciudad de Chihuahua y en su entorno ambiental.

El mandatario precisó que en la Planta Sur se tratarán mil 700 litros y en la Norte alrededor de 500 litros por segundo, lo cual permitirá eliminar la descarga directa al río Sacramento, mientras que las aguas tratadas de la planta norte se comercializarán en su totalidad, porque serán enviadas a la red morada para el riego de parques, espacios deportivos, camellones, jardines, así como para el comercio y la industria.

“Al abastecer la red morada estamos liberando el agua de consumo humano que se destinaba para esos efectos”, dijo.

Manifestó que algo que tiene un valor agregado para este proyecto, es que se recuperará la energía de los gases de la digestión de los lodos para la producción de energía eléctrica con la meta de generar un 70 por ciento de la energía eléctrica que requiere la planta sur para su operación, además de reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

“Estamos ante nuevos procesos de desinfección a través del uso de rayos ultravioleta y esto contribuye también a disminuir el riesgo a la salud de la población por alguna fuga de cloro, porque los procesos que se tenían eran con la utilización de cloro”, señaló.

El titular del Ejecutivo enfatizó que para este tipo de infraestructura se recurrió a la inversión público-privada, contemplada en la Lay de Inversión Pública a Largo Plazo del Estado de Chihuahua, que se sometió a la autorización del Congreso del Estado y tuvo el respaldo de la legislatura estatal, que autorizó celebrar un contrato hasta por 180 mdp para las obras de modernización y 75 mdp de gastos anuales por operación y mantenimiento.

Corral consideró que este es un hecho venturoso que tiene fuentes propias de pago, como serán las propias tarifas por la operación que la empresa tendrá por un periodo de 10 años, ya que estas inversiones se pueden solventar y sustentar.

“Creo que este es un modelo que debiera repetirse para infraestructura hidráulica en el país, porque el Estado Mexicano en su conjunto, hoy carece de los recursos fiscales necesarios para impulsar la modernización de una infraestructura tan vital para la ciudadanía”, indicó.

Compartió que las plantas tienen cerca de 25 años, por lo cual sus procesos se rezagaron y ahora el Gobierno del Estado rehabilitó y remodeló todas sus instalaciones y procesos.

El gobernador comentó que durante su gestión se construyeron 30 plantas de aguas residuales de todos los tamaños y anunció que en breve se inaugurará la planta tratadora de agua en el norte de Delicias.

Felicitó al consejero presidente de JCAS, Ismael Rodríguez Gallegos, así como el director ejecutivo de la JCAS, Óscar Ibáñez, por la ciudadanización de las Juntas Municipales de Agua, y por la ejecución de obras muy pertinentes para diversas acciones, y en este caso para el tratamiento de agua.

Los pormenores de la obra estuvieron a cargo del director ejecutivo de la Junta Central de Agua y Saneamiento, Óscar Ibáñez, así como de Antonio García, encargado de la obra por parte de la empresa Arersa, quienes dijeron que esta planta será una de las mejores a nivel nacional por la tecnología más moderna que utiliza.

Durante la presentación García explicó que en cuanto al cribado que retiene los sólidos, se mejoró el pre-tratamiento con lo último en tecnología y se cambió un sistema de bombeo con capacidad de 900 litros por segundo en cada una de las cuatro bombas instaladas, lo que garantiza el tratamiento de una cantidad de agua mayor a la que se tratará en la actualidad, es decir, se pensó a futuro.

Se construyeron varios tanques donde se tratan los lodos provenientes de la Planta Norte. En el primer tanque se retira el agua, en el segundo se mezclan los procesos primario y secundario, posteriormente se llega a un módulo de polímero, lo cual genera un mejor lodo en las mesas de espesamiento hacia los digestores.

Antonio García detalló que en febrero del siguiente año entrará en práctica la co-generación, lo cual quiere decir que se aprovechará la energía para la propia operación de la planta, lo cual bajará mucho el consumo de energía eléctrica.

También se colocó un súper-soplador, el primero en el mundo porque se adquirió bajo pedido y otro de los aspectos positivos es que se sustituyó el uso de cloro por ultravioleta, lo cual brinda mayores condiciones de seguridad del personal que labora en la planta.

Además, se cambió el 50 por ciento de todo el cableado de la planta, se rehabilitó el sistema de mezclado, lo que permitirá una cantidad mayor de biogás, que hará posible la co-generación.

La parte final de la deshidratación se efectuará con una mejor tecnología para una mejor eficiencia y mejorar la condición de lodo que sale de la planta, mismo que servirán para abono de las tierras de los agricultores de esta zona de la ciudad de Chihuahua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here