Necesario mantener suspendida actividad en templos y cines por alta vulnerabilidad de asistentes

73

Sus principales audiencias pertenecen a rangos de edades susceptibles de contraer COVID-19; el Acuerdo 102/2020 permite a iglesias brindar citas personales previamente agendadas y sin gente en espera

Debido a la aglomeración, grupo de edad y la vulnerabilidad ante COVID-19 de la población que asiste a templos y cines, el Consejo Estatal de Salud de manera unánime votó en contra de la reapertura de estos espacios durante el color naranja del Sistema de Semaforización en la entidad.

En la presentación del nuevo acuerdo de medidas, el gobernador Javier Corral Jurado reiteró que el objetivo es salvaguardar la salud y las vidas de la población chihuahuense, de manera que la decisión fue ampliamente analizada luego de la solicitud planteada por las iglesias, así como por el referido giro empresarial.

Por otra parte, la subdirectora de Medicina Preventiva y Promoción de la Salud, Leticia Ruiz González, explicó que el argumento para la decisión del sector salud en la entidad, se apegó a las recomendaciones del Gobierno Federal.

Con relación a los templos, dijo que “es esa aglomeración, la asistencia de personas mayores de 60 años principalmente, que nos llaman a permanecer cerrados un poquito más, a fin de no exponer principalmente a las personas más vulnerables y de esas edades”.

“Por supuesto que consideramos que es esencial la fe y la espiritualidad, y por supuesto la labor tan grande que hacen las iglesias, sin embargo, les pedimos que por el momento nos ayuden esperar un poco a que llevemos esta situación a una forma más estable y no regresar al (semáforo) rojo como ha pasado con otros estados, sino avanzar hacia el verde”, expresó.

En el Acuerdo 102/2020 publicado en el Periódico Oficial del Estado, se plasmaron los elementos agregados al semáforo de indicadores de riesgo COVID-19 autorizados por el Consejo Estatal de Salud.

En ellos, se indicó que si bien quedan suspendidas las asambleas y celebraciones en las iglesias, centros de culto y templos, se les permitirá atender citas personales, siempre y cuando se hayan hecho con anticipación y sin tener a gente en espera, además de cumplir con los protocolos de higiene y de sana distancia.

Por otra parte, sobre la posibilidad de reabrir los cines y otros espacios públicos de aforos importantes, el Consejo de Salud Estatal concluyó que se deben evitar al máximo las concentraciones.

En cuanto a los cines, la mayor cantidad de asistentes son menores de edad y jóvenes, que son precisamente quienes se han visto más expuestos al virus, ya que de acuerdo a lo observado, las y los jóvenes son vulnerables por no acatar las medidas preventivas como el uso del cubrebocas y evitar asistir a reuniones.

Respecto a los casinos, se observó que principalmente son frecuentados por personas mayores de 60 años de edad, y al ser el grupo etario más propenso al riesgo de COVID-19, obliga a que también permanezcan cerrados por el momento.

De esta manera, los establecimientos que deberán permanecer cerrados durante el actual semáforo naranja, con el Acuerdo 102/2020, son los cines, salones de eventos, bares, centros nocturnos, áreas de bar de restaurantes, restaurantes principalmente dedicados a la venta de cerveza, vinos o licores, casinos, museos, teatros, centros deportivos cerrados, centros culturales y balnearios.

También se prohíben las actividades escolares, en academias y eventos masivos  (cerrados y al aire libre), al igual que las visitas a estancias de adultos y asilos.

Las bibliotecas podrán abrir solo para préstamo externo de libros y material, cubriendo las medidas y protocolos sanitarios, en tanto que las tiendas y centros comerciales tendrán los siguientes horarios y aforos limitados.