Nuevo Acuerdo permite abrir al 30% cines, teatros, bares y gimnasios en Región Juárez

149

Se publican nuevos lineamientos para reapertura gradual de actividades en el Periódico Oficial del Estado, con todos los aforos permitidos conforme al sistema de semaforización por regiones

Con la publicación del nuevo Acuerdo 109/2020 en el Periódico Oficial del Estado, a partir de este día en los 10 municipios de la Región Juárez que pasó al amarillo en la semaforización, se permite la reapertura con un aforo del 30 por ciento en teatros, cines, bares, centros culturales, gimnasios y balnearios, además de templos o centros de culto religioso.

La Región Norte comprende los municipios de Juárez, Ahumada, Ascensión, Buenaventura, Casas Grandes, Nuevo Casas Grandes, Galeana, Guadalupe, Janos y Práxedis G. Guerrero, que son los únicos que avanzan en el semáforo; el resto se mantiene en naranja por presentar riesgo epidemiológico alto.

El Acuerdo 109 reforma criterios del Anexo 1 del Acuerdo 102/2020 del 10 de agosto y hace algunas adecuaciones en la fracción III del artículo quinto, respecto a la aplicación de pruebas serológicas en centros de trabajo con más de 250 empleados por turno.

Mirna Beltrán, subsecretaria de Prevención y Promoción de la Salud, informó que otras actividades que se permiten en el semáforo amarillo son las visitas a las estancias de adultos y asilos, con aforo de 30 por ciento y un énfasis especial en la aplicación de las medidas sanitarias, que deberán ser aplicadas estrictamente.

En estas instalaciones no se permitirá el ingreso a menores de 18 años de edad.

El Acuerdo incluye la apertura de áreas de bar en restaurantes con un aforo del 50 por ciento y permite eventos masivos siempre y cuando en su interior no haya más de 500 personas.

“En este caso es importante hacer la aclaración, que no significa que a todos los lugares pueden entrar 500 personas, este máximo se determinó porque hay lugares donde caben más de 4 mil personas, entonces su aforo aunque sea del 30 por ciento, no debe rebasar las 500 como máximo, así sea un lugar grande”, explicó Beltrán.

Añadió que en todos los casos, los asistentes y propietarios de los establecimientos deben mantener las medidas preventivas de sana distancia y todos los protocolos sanitarios para evitar contagios.

En las actividades consideradas nuevas esenciales como manufactura aeroespacial y automotriz, pasarán de 60 a 80% respecto a la plantilla laboral que las empresas tienen registrada ante el IMSS durante 2020, distribuidos en los diferentes turnos.

En el caso de empresas de nueva creación, se tomará como base su capacidad de operación y número de empleados.

Los servicios terapéuticos de rehabilitación y atención para personas con discapacidad y enfermedades discapacitantes (público, privado y Organizaciones de la Sociedad Civil), continuarán laborando igual que en el semáforo naranja, es decir, con un aforo del 100%, con sanitización posterior a la atención y sin sala de espera, con cita previa.

Las bibliotecas también continúan como en el semáforo naranja: abiertas solo para préstamo externo de libros y material, cubriendo las medidas y protocolos sanitarios.

El aforo en las tiendas de autoservicio sí cambia con la entrada del semáforo amarillo y quedan de la siguiente manera:

Aforo: de 150 clientes pasa a 200 clientes en tiendas con espacio mayor a 2 mil metros cuadrados (m2); de 75 pasa a 100 clientes en espacios de mil 500 a 2 mil m2; de 50 a 75 clientes en tiendas de 500 a  mil 500 m2; De 25 a 50 clientes en espacios de 200 a 500 m2; y de 10 a 25 clientes en espacios menores a 200 m2.

En el caso de las actividades no esenciales como la industria, el aforo pasa de 30% (semáforo naranja) a 60% con el amarillo, con medidas preventivas y de sana distancia.

Los hoteles también pasan de 30% a 60% en el aforo, con medidas preventivas y de sana distancia, además de uso exclusivo de elevadores para personas con discapacidad. A diferencia del semáforo naranja, en el amarillo sí se permite un aforo de 50% en áreas comunes.

En el caso de los restaurantes, el aforo será de 75%, un 25% más que en el semáforo naranja; sin  áreas infantiles y con las medidas de sana distancia.

En este rubro están prohibidos los eventos y las mesas deberán tener como máximo 6 personas, respetando una distancia entre personas de 1.5 metros, y al menos 3 metros de distancia entre mesas de comensales en todos los sentidos. Otro cambio en el Acuerdo es que ya no deberán contar con una mesa intermedia vacía entre grupos de comensales en todos los sentidos.

Al igual que en el color naranja, no se permite el servicio de bufetes, salvo en servicio a domicilio o para llevar.

Se reactivan salones de eventos con un aforo de 30% que deberán operar sin áreas infantiles. En este rubro, la Secretaría de Salud autorizará la apertura y definirá el aforo permitido para cada establecimiento, mediante una certificación emitida de forma previa a la apertura. La certificación deberá colocarse en un lugar visible del establecimiento.

Bares, centros nocturnos, área de bar de restaurantes, restaurantes cuya actividad principal sea la venta de cerveza, vinos o licores, se reactivan con un aforo al 30%, sin áreas ni eventos infantiles, tras estar suspendidos en el rojo y el naranja.

Los casinos continúan suspendidos.

Los spas y estéticas, pasan de un aforo permitido del 50 al 80%, con sanitización posterior a la atención, sin sala de espera y con cita previa, además de uso exclusivo de elevadores para personas con discapacidad; disposiciones iguales a las establecidas en el  semáforo naranja.

El aforo en comercios, locales, ambulantes y semifijos pasa del 30 al 60%, con medidas de sana distancia y en el caso de ambulantes y semifijos, preservar una distancia mínima de 2 metros entre cada puesto.

En este rubro, los horarios de operación permitida cambiaron con el semáforo, es decir, el horario establecido de lunes a viernes de 11:00 a 17:00 horas, se alarga hasta las 20:00 horas, y en fin de semana de las 10:00 a las 18:00 horas, pasa también a las 20:00 horas.

Para los comercios dentro de centros comerciales el aforo permitido es de 50%, un 25% más que en el naranja, tanto en acceso al centro comercial como a los establecimientos en su interior.

Al igual que en el naranja la entrada de personas debe ser por una sola puerta y las tiendas con acceso exterior sólo podrán tener ingreso por esa puerta. Las áreas infantiles siguen clausuradas y las áreas comunes sólo serán para transitar.

La operación de las áreas de comida en centros comerciales, siguen igual que en el naranja: las mesas deberán tener separación unas de otras al menos por 3 metros y no podrán exceder en capacidad a más de 6 personas por mesa.

El horario de operación permitida cambia de las 11:00 a las 17:00 horas de lunes a domingo (establecido en el naranja), a un horario de las 11:00 a  las 20:00 horas de lunes a viernes; y de 10:00 a 20:00 horas en fin de semana.

Con el semáforo amarillo entran en operación con un 30% de aforo museos, teatros, centros deportivos cerrados (gimnasios) y centros culturales; sin áreas infantiles y con medidas de sana distancia. Estas actividades se mantuvieron cerradas al público en los semáforos rojo y naranja.

Iglesias, centros de culto y templos, se reactivan con un aforo de 30% con protocolos de higiene y sana distancia, solo en las regiones en amarillo, mientras que en las de color naranja el aforo es de 15%.

En ambos casos, la Secretaría de Salud autorizará la apertura y definirá el aforo permitido para cada establecimiento, mediante una certificación emitida de forma previa a la apertura. La certificación deberá colocarse en un lugar visible del establecimiento. Además no se permitirá la celebración de bautizos, confirmaciones, primeras comuniones, matrimonios y ceremonias similares.

Los cines, que también se mantuvieron suspendidos en rojo y naranja, se reactivan con un aforo de 30% con protocolos de higiene y sana distancia.

En parques, plazas, zonas ecoturísticas y centros deportivos abiertos, aumenta el aforo del 50 al 80%, sin áreas infantiles y con medidas de sana distancia. Se mantienen los horarios de operación establecidos en el naranja: de las 06:00 a 20:00 horas entre semana y de 06:00 a 21:00 horas en fin de semana.

En el caso de eventos privados el aforo aumenta a 20 personas (10 más que en el semáforo naranja), con medidas preventivas y sana distancia. El horario de operación está permitido de domingo a jueves hasta las 22:00 horas; viernes y sábados hasta las 23:00 horas, similar al permitido en el naranja.

El aforo para las asociaciones civiles pasa de 30 a 50%, con medidas preventivas y de sana distancia.

Las disposiciones establecidas para visitas a Ceresos (no conyugales), continúan igual que en el semáforo naranja; estas serán con previa cita, cumpliendo protocolos de higiene y sana distancia, así como los reglamentos que expidan en su caso las autoridades competentes en la materia.

Las actividades escolares y académicas, continúan suspendidas.

En el caso de los servicios de atención gubernamental y oficinas administrativas esenciales, siguen laborando con un aforo al 100%, con medidas preventivas y de sana distancia.

El aforo para los servicios de atención gubernamental y oficinas administrativas no esenciales, aumenta a 80%, lo que representa un 30% más que el permitido en el naranja; también con medidas preventivas y de sana distancia.

Las consideradas actividades esenciales continúan con el 100% de aforo en el semáforo amarillo, que según los lineamientos establecidos en los acuerdos 83/2020 y 102/2020 de la Secretaría de Salud del Gobierno de México son los siguientes:

Salud, consultorios médicos y dentales; agricultura, obra pública, estancias infantiles, servicios básicos, alimentación, minería, construcción, empresas y negocios orientados a satisfacer la demanda de bienes y servicios relacionados con la fabricación, venta y distribución de insumos y artículos de papelería y material didáctico; uniformes, mochilas y demás artículos escolares.

También entran a este rubro: dispositivos electrónicos de cálculo y procesamiento de datos como tabletas, computadoras y calculadoras; así como las actividades desarrolladas por editoriales y librerías.

Todas estas actividades consideradas esenciales deberán mantener las medidas preventivas como el uso de gel antibacterial, cubrebocas y la sana distancia.

La subsecretaria Mirna Beltrán, destacó que todos los cambios dentro del sistema de semaforización se realizan en consonancia con esta reapertura gradual, cautelosa y para la protección de la salud de la población.

Beltrán, expuso que Chihuahua quedó a un punto entre el amarillo y el naranja como entidad, por lo que se debe tener mucho cuidado con esta reapertura que se realiza en la Región Juárez y para lo cual, la Secretaría de Salud se mantendrá vigilante de la evolución de la epidemia.

Llamó a la población que vive en la Región Chihuahua (que se mantiene en el color naranja) a continuar con las actividades especificadas en la semaforización, ser muy disciplinados y seguir el ejemplo que tienen los municipios de la Región Juárez.

“Esa disciplina nos llevará rápido a un color amarillo para reactivar más esa economía y restablecer nuestras actividades sociales. ¿A qué nos conlleva esta disciplina? A que Chihuahua sea de los primeros estados en llegar a esa reactivación total de actividades”, abundó.

Consideró que las estadísticas o indicadores para la Región Chihuahua aún son bastante altos, al tener un puntaje de 18, cuando el color naranja tiene un rango de entre 16 y 31 unidades.

“Creemos que de acuerdo con las proyecciones, todavía le falta un buen trecho a Chihuahua para llegar a ese amarillo, pero consideramos que si logramos esa disciplina y apego a las actividades que se marcan dentro del naranja, pudiéramos llegar en las próximas semanas”, expresó.

Advirtió también que en el caso de la Región Juárez, es posible un regreso a naranja o incluso al rojo, lo que sería catastrófico como entidad, por lo que llamó a la población de la zona a disciplinarse para alcanzar más rápido el verde.

Esta situación, dijo, dependerá en gran medida de la actitud de las personas y en lo que toca a las autoridades, serán varias las instituciones, tanto estatales como municipales, las que intervendrán en la revisión de los aforos y las medidas preventivas para aplicar las sanciones correspondientes, cada una conforme al ámbito de su competencia.

“Tenemos que ser corresponsables, cuidarnos y cuidar a los demás. Las acciones en lo individual repercuten en lo colectivo, esto nos ha ayudado a llevar a una región al amarillo y es un buen aliciente y un excelente ejemplo para la Región Chihuahua y sus 57 municipios”, manifestó la funcionaria.

Llamó a la población a unirse como sociedad y ser más solidarios: “sigamos adelante luchando contra el COVID-19, sigamos reinventándonos, sigamos reaprendiendo los hábitos que debemos tener y ser ejemplo para nuestros hijos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here