Nuevo récord en el crecimiento de la economía

536
Red Graph Showing Profit Line Increase Achievement Progress

Once de las doce actividades registraron crecimientos que llegaron incluso a superar el 80 %. Empresarios y analistas se mostraron optimistas con la dinámica para final de año.

La actividad de alojamiento y servicios de comida tuvo una tasa de crecimiento anual del 163,6 %.
Kaveh Kazemi

La economía colombiana alcanzó este trimestre el crecimiento más alto del siglo: 17,6 % entre abril y junio de 2021. La cifra del Producto Interno Bruto (PIB) se ubicó por encima de todas las proyecciones, que se movían en un rango del 9,3 y 15,8 %.

La dinámica de producción y consumo de junio explican gran parte de este resultado, pues solo el sexto mes del año tuvo un aumento del 14,5 %. Al cierre del trimestre las ramas de comercio, que incluyen mantenimiento, transporte, almacenamiento, alojamiento y servicios de comida (crecimiento de 37,4 %), de industria manufacturera (23 %) y de actividades artísticas, entretenimiento y recreación (86,4 %) fueron las que más aportaron, con 10,8 puntos porcentuales.

El director del DANE, Juan Daniel Oviedo, recordó que justo en estas actividades se vio la mayor contracción económica de la historia reciente del país hace un año, específicamente al cierre del segundo semestre de 2020, cuando tuvieron lugar las mayores restricciones a la movilidad.

El Ministerio de Hacienda calculó que lo anterior significa una tasa de crecimiento semestral cercana al 9 %, “un punto porcentual por encima de lo que habíamos fijado en el Marco Fiscal de Mediano Plazo”, dijo José Manuel Restrepo, titular de la cartera. De hecho, destacó que la cifra del segundo trimestre de 2021 está 0,4 puntos porcentuales por encima del PIB de 2019, cuando no había pandemia, en términos reales, “otra demostración de que estamos en un proceso de reactivación en marcha que genera crecimiento y oportunidades de empleo”.

También es un resultado muy superior al del primer trimestre de este año, cuando la economía creció 1,1 %, aunque sigue 1,4 % por debajo de la variación alcanzada para el mismo período en 2019. Lo cierto es que el efecto del paro nacional se sintió con fuerza en la actividad productiva, así que los analistas consideran que el PIB incluso podría haber estado por encima del de hace dos años de no haberse presentado los bloqueos y desmanes.

No se puede ignorar, sin embargo, que buena parte de esa variación se debe a que el período frente al cual se compara es muy bajo (-15,7 %), así que la diferencia será más notable, pues la sola base estadística impulsa el resultado.

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, dijo que se trata de la mejor noticia económica que tenemos desde que inició la pandemia y señaló que la cifra ratifica las razones para ser optimistas. “Si bien aún no alcanzamos niveles prepandemia, es muy significativa la variación que hoy conocemos”, indicó. Particularmente la industria manufacturera, sector que representa, creció 32,5 % en el segundo trimestre del año y aportó 3,5 puntos porcentuales al balance final.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, también cree que la cifra reafirma que el país es capaz de recuperarse: “El clúster de comercio, transporte, hoteles y restaurantes, que había decrecido el año pasado (-34,1 %), creció este trimestre al 40,3 %, eso es algo muy bueno para la generación de la confianza, que ya ha mejorado ostensiblemente, y para la recuperación del empleo perdido”.

La mayoría de los gremios celebraron las estadísticas reveladas por el DANE. Sin embargo, la única rama que no tuvo un crecimiento positivo en junio de este año fue la de construcción, que cayó 11 %, a pesar de que venía de variaciones importantes en abril (100,1 %) y mayo (7 %) respecto a 2020, cuando prácticamente todas las obras estaban paralizadas por el inicio de las medidas de confinamiento decretadas por cuenta de la pandemia.

La duda que queda es por qué no se ve la misma dinámica de crecimiento en el mercado laboral en los sectores que justo hoy sacan la cara por el país. El desempleo en junio se redujo apenas 5,4 puntos porcentuales, así que se mantiene en dos dígitos: 14,4 %. Los sectores de comercio, transporte y alojamiento fueron los que más incrementaron la población ocupada para el sexto mes del año, pero los 1,1 millones de empleos adicionales no hicieron la diferencia, porque también en ellos se ubica la mayor proporción de trabajadores que siguen cesantes.

A pesar de esto, los analistas ajustaron sus proyecciones al alza. Mauricio Hernández, economista de BBVA Research para Colombia, destacó que en junio el PIB se ubicó muy cerca del nivel que tenía antes de la pandemia: “Solo está 0,2 % por debajo (en el 99,8 %), se consolida, entonces, nuestra idea de que en el tercer trimestre la economía lograría plenamente el nivel previo al COVID-19”, explicó. La firma prevé un crecimiento del 7,5 % para el año 2021, pues espera que la actividad productiva siga expandiéndose, aumente el gasto y mejore la confianza.

En la misma línea está Scotiabank Colpatria. Sergio Olarte, su economista principal, comunicó que calculan un crecimiento del 7,2 % para todo 2021: “Todo esto lo que nos indica es que la resiliencia de la economía es bastante fuerte y a medida que nos dejan salir a trabajar, los sectores de la economía pueden aportar al crecimiento y a la recuperación de esta”.

Colombia frente al mundo

De acuerdo con las estadísticas oficiales de los países de la región, a mayo la mejor dinámica en recuperación económica la mostraban El Salvador, cuya economía creció 30,1 %, y Perú, con una variación en el PIB del 47,8 %. Colombia, por su parte, tuvo un incremento del 12,1 %, uno de los peores desempeños de América Latina por cuenta del paro nacional, que redujo la velocidad de reactivación que venía mostrando el país meses atrás. Con lo visto en junio logró revertir la tendencia y destacarse entre otros países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here