¡’Oasis portátil’! Artista sustituye cubrebocas por un invernadero en forma de casco

358

La pandemia de covid-19 abrió el camino hacia una nueva normalidad, obligó a todos a cambiar su forma de relacionarse con los demás y adoptar estrictas medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas; sin embargo, para algunos sigue siendo complicado adaptarse a portar todo el tiempo una mascarilla, por lo que muchos han puesto en marcha su creatividad para crear innovadores diseños, tal es el caso de un artista belga que recorre las calles con un invernadero de cristal que le cubre la cabeza. 

Artista usa invernadero de cristal para protegerse del covid-19 (Reuters).© Proporcionado por Milenio Artista usa invernadero de cristal para protegerse del covid-19 (Reuters).

Se trata de Alain Verschueren, un artista y trabajador social que sustituyó el cubrebocas por un caja transparente llena de plantas. Con  su “oasis portátil”, como él lo llama, Verschueren pasea por Bruselas ante las miradas curiosas de los transeúntes; aquí te contamos más sobre su creación.

El ​”oasis portátil” es un mini-invernadero de plexiglás que este artista belga se coloca sobre los hombros y lo envuelve en una burbuja de aire purificado por las plantas aromáticas de su interior.

© Proporcionado por Milenio

Verschueren, de 61 años, desarrolló la idea hace 15 años, inspirado por los exuberantes oasis de Túnez, donde había trabajado anteriormente. En una ciudad en la que es obligatorio cubrirse la cara para frenar la propagación del covid-19, su invento ha cobrado nueva vida.

“Se trataba de crear una burbuja en la que pudiera encerrarme, para aislarme de un mundo que me parecía demasiado aburrido, demasiado ruidoso o maloliente”, explica Verschueren, que añade que tiene asma y que respirar dentro de su artilugio le resulta más cómodo que llevar una mascarilla.

Cuando los países de toda Europa dijeron a sus residentes que crearan una “burbuja” para limitar sus contactos sociales durante la pandemia de covid-19, probablemente no era esto lo que tenían en mente, pero sin duda se trata de una creativa idea, que ha emocionado a más de uno.

“Con el tiempo, me di cuenta de que la gente se acercaba a mí y me hablaba. Este aislamiento se convirtió en una forma de conectar”, dijo.

© Proporcionado por Milenio

Los viandantes en Bruselas se mostraban entre divertidos y confusos al encuentro con el hombre, que caminaba ante unas tiendas en su mayoría cerradas por la pandemia de covid-19, envuelto en una pequeña mata de plantas de tomillo, romero y lavanda.

“¿Es un invernadero? ¿Es para las abejas? ¿Es para las plantas? No lo sabemos, pero es una buena idea”, dijo a Reuters Charlie Elkiess, un joyero jubilado.

Verschueren dijo que esperaba animar a la gente a cuidar mejor del medio ambiente, para reducir la necesidad de protegerse de la contaminación atmosférica y acústica.

amt

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here