Orienta IMSS Chihuahua a mujeres sobre autoexploración temprana del cáncer de mama

106

Se invita a las mujeres derechohabientes a acudir una vez al año a los módulos PrevenIMSS y aprender a realizarse la autoexploración mamaria.

  • Conocer sus senos es de vital importancia y para ello no hay nada mejor que la autoexploración mensual, pues cualquier cambio, si se detecta a tiempo, puede salvar la vida.

En el mes de la sensibilización sobre el Cáncer de Mama, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, a través de los Módulos PrevenIMSS, intensifica las actividades para la detección oportuna de esta enfermedad que aqueja a miles de mujeres en todo el país.

La autoexploración de mamas es un procedimiento muy sencillo que tiene como objetivo que la mujer reconozca lo que es normal en sus senos, para que en caso de presentarse alguna anormalidad, la sepa identificar, y acuda inmediatamente con el médico familiar de su unidad médica de adscripción, indicó la coordinadora auxiliar médica en Salud Pública, doctora Brenda Ramírez Vega.

Indicó que la autoexploración consta de dos importantes actividades: observación y palpación.

Por lo tanto, detalló que se deben de seguir pasos:

Observar: frente al espejo, coloque los brazos al costado del cuerpo y observe sus senos, busque cambios en la forma, tamaño o superficie de la piel; especialmente hundimientos, inflamación, enrojecimiento o ulceraciones. Este procedimiento deberá hacerlo con los brazos a los lados, con las manos detrás de la cabeza y los codos y hombros ligeramente hacia adelante y finalmente con las manos en la cintura.

Tocar: frente al espejo o durante el baño, busque bolitas, zonas dolorosas, abultamientos o consistencia diferente al resto de la mama. Este procedimiento deberá hacerlo de la siguiente manera:

  • De pie: levante su brazo derecho y ponga la mano derecha en la nuca, con la izquierda toque el pecho derecho, con la yema de los tres dedos medios de la mano izquierda revise todo su pecho derecho, comience desde la parte superior y siga la dirección de las manecillas del reloj. Posteriormente, revise toda la axila en busca de zonas duras o dolorosas que no haya sentido antes.

  • Al final apriete suavemente el pezón con la yema de los dedos para ver si hay salida anormal de líquido. Explore el otro pecho de la misma manera.
  • Acostada: Coloque una almohada pequeña o toalla enrollada debajo del hombro derecho, ponga la mano derecha en la nuca y, con la mano izquierda revise el pecho derecho, palpe de la misma manera que lo hizo estando de pie. Haga lo mismo para explorar el seno izquierdo.

Asimismo, la especialista del IMSS indicó que para que la   autoexploración sea útil debe ser un hábito que la mujer se explore siete días después de la menstruación; e indicó, que si ya no se menstrúa (debido a la menopausia), se debe realizar en un día fijo del mes.

Finalmente, Ramirez Vega indicó que si se olvida hacerlo en la fecha programada se haga cuando se recuerde; lo más importante es hacerlo periódicamente, conocer lo que es normal y cómo se sienten las mamas dependiendo del periodo del mes, la edad o de ciertas circunstancias, como el embarazo.

Acuda con su Cartilla Nacional de Salud al módulo PrevenIMSS de su unidad médica.

Más vale PrevenIMSS!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here