Piden que Graciela Ortiz y Brenda Ríos dejan candidatura y apoyan a Maru Campos.

171

Funciona el negocio familiar del PT y Rubén Aguilar coloca a todas sus hijas en cargos asegurados para estas elecciones a través de Morena

Por Lorena Ruiz

Colaboradora

Una nota que es esperada por quienes tienen bien claro el futuro de Chihuahua y México, es el momento en que Graciela Ortiz y Brenda Ríos, candidatas a la gubernatura por el PRI y el PVEM, tomen la decorosa decisión de dejar sus campañas (antes del 6 de junio) y sumarse a Maru Campos.

Si bien es cierto que la cabeza de este editorial es un deseo de buena voluntad para la sociedad, puede convertirse en una realidad si estas valiosas mujeres demuestran que más que orgullo o vergüenza por abandonar un proyecto de sus partidos, están primeros sus hijos, nietos, madres, hermanos, amigos y toda la sociedad y el bien de México.

Con la ambición de los partidos políticos de tener representaciones proporcionales y participaciones económicas, hizo que, por primera vez en la historia del estado, haya 8 candidatos al Gobierno del estado y, en algunos municipios, hasta nueve por la Presidencia Municipal.

La democracia y la oportunidad de participar, elegir y ser elegidos, más que un derecho constitucional es un derecho humano, ya que todos somos dueños de este planeta en el que estamos y, basados en reglas llamadas leyes de cada sociedad conformada por países, es la oportunidad de estar en las boletas.

Pero la exageración es un riesgo, pues los pocos votos que saquen los de menos influencia, se los quitan a los punteros, por lo que es bueno que los ciudadanos realicemos el voto útil y que los legisladores se apuren con la tan esperada segunda vuelta.

Ya en el ámbito local, recordemos que la candidata del PVEM a la gubernatura, Brenda Ríos, formalizó su denuncia por amenazas contra la dirigente estatal de su partido, María Ávila, quien quería ser la candidata de su partido.

En el caso del PRI, Omar Bazán, dirigiendo ese partido “Titanic” en hundimiento, también quería la nominación a la candidatura, pero como no le salió, es que se apropia la de primera diputación proporcional, la más segura para ser legislador sin moverse. Y se aceptó a Graciela Ortiz quien estaba en reserva y sin presencia pública.

Ambas tienen experiencia y propuestas, pero las posibilidades de ser gobernadora alguna de ellas es nula, por lo que bajo sus principios declarados de ambas “No a MORENA”, deberían sumarse a Maru Campos.

Las ambiciones de los dirigentes estatales se muestran perfectamente con el ejemplo de Rubén Aguilar y su familia en el PT.

Para la campaña de Enrique Serrano contra Javier Corral, este personaje estuvo en el destape del juarense enarbolando su bandera Petista al lado de César Duarte… y ahora es leal fanático de Morena.

Pero esto tiene una razón: sus hijas.

Tania Matilde Aguilar Gil, es la primera en la lista de Representación Proporcional del PT y su suplente es América Victoria Aguilar Gil; para el Distrito local 17, la candidata oficial de Morena y el PT es América Victoria Aguilar Gil y su suplente es Tania Matilde Aguilar Gil; en la candidatura de Morena-PT a la Presidencia Municipal de Chihuahua, en la boleta aparece como 3ª Regidora Nadia Hanoi Aguilar Gil.

Todas aseguradas y el negocio del PT y Rubén Aguilar, funciona en la sociedad con Morena.

Y mientras tanto…. Javier Corral ni opinó, ni opina. Dividió al PAN y atacó a su candidata, además de que permitió que sus funcionarios se sumaran abiertamente a otros partidos.

Aquél bravucón parece que espera su tiempo para retirarse a su país una vez terminada su gestión, pues si ganan Maru Campos, Cruz Pérez Cuéllar o Juan Carlos Loera, habrá cacería.

 
NOTICIAS DE CHIHUAHUA
    Agencia de información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here