Prevenir obesidad en niños, mediante alimentación balanceada: IMSS Chihuahua

245

Evitar los alimentos “chatarra” ayuda para evitar en un futuro afecciones en la salud

La mala alimentación provoca además de sobrepeso, diabetes, hipertensión, problemas renales, cardiacos, entre otros

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua a través del programa PrevenIMSS, difunde medidas para prevenir la obesidad infantil.

Las principales causas son el consumo indiscriminado de alimentos poco nutritivos, los cuales cuentan con exceso de grasas, calorías, azúcar refinada y sodio, los cuales no aportan prácticamente ningún beneficio alimentario.

Por lo tanto, se exhorta a los padres apoyar a la salud de la familia mediante la modificación de hábitos alimenticios y la práctica de ejercicio.

Se debe acostumbrar a los niños, niñas y adolescentes a comer balanceadamente, proporcionándoles comidas caseras que sean ricas en frutas, verduras, leguminosas, cereales y carnes.

La grasa que se consuma tiene que ser en moderación, y de preferencia que venga de fuentes naturales, como lo son los aguacates y nueces.

Se debe eliminar los “alimentos chatarra” de la dieta y seguir las recomendaciones de los especialistas del Seguro Social, ayudará en gran manera, tanto a adultos como menores a tener un mejor estilo y calidad de vida.

La genética es un factor importante, toda vez que si la madre presenta obesidad durante los primeros tres meses de gestación, existe la posibilidad que los hijos padezcan sobrepeso durante la niñez y/o adolescencia.

Desde la etapa del embarazo, la mujer debe tener cuidados y alimentarse correctamente. Es común que se diga que durante la gestación se debe “comer por dos”, pero esto es incorrecto, la futura madre debe llevar una dieta apropiada a esta etapa, la cual debe ser saludable, balanceada y sin excesos.

Independientemente de si los menores tienen sobrepeso o son delgados, deben erradicar de sus dietas los productos que no tengan aportes nutritivos al organismo.

Es por ello, que se recomienda vigilar el estado nutricional de los niños. En la Cartilla Nacional de Salud aparecen las referencias sobre el peso que corresponde de acuerdo a la estatura de los niños y adolescentes.

Por lo menos una vez el año, debes acudir con el médico familiar o a PrevenIMSS, para que niños y adolescentes sean medidos y pesados.

Además de acudir con el nutriólogo para recibir asesoría, comer frutas y verduras diariamente y evitar todo tipo de comida “chatarra” (frituras, refrescos, jugos procesados, dulces, botanas, harinas refinadas).

También evitar el sedentarismo, por lo que se debe impulsar a los menores a caminar o practicar algún deporte que implique actividad física moderada.

El IMSS en Chihuahua impulsa una cultura que migre de lo curativo a lo preventivo, ya que el sobrepeso y la obesidad causan el 90 por ciento de los casos de diabetes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here