Regular el teletrabajo o home office en México

91

Juntas en altas horas de la noche en zoom, correos recibidos en la madrugada y que deben estar resueltos en las primeras horas del día; entregas en horarios extraordinarios o clases interminables frente a la pantalla son sólo algunos ejemplos de las nuevas prácticas laborales que vinieron con el coronavirus.

Antes del Covid-19, en México el teletrabajo o home office, era considerado un privilegio al que no muchos trabajadores tenían acceso. Incluso muchos especialistas apuntaban que sus ventajas podrían ayudar a salir del estancamiento de baja productividad de los últimos años pues aquí trabajamos el doble que en economías desarrolladas y ganamos mucho menos (además de que allá destinan en promedio 15 hrs al cuidado personal y ocio… En México algunos solo llegan a dormir).

Atendiendo esta situación de emergencia, otros países han impulsado modificaciones a la ley para regular no solo los horarios, sino también los riesgos (de salud, de condiciones físicas, de información, etc.) que implica trabajar a distancia. Asimismo deben garantizarse los insumos para realizar el home office o teletrabajo, que no debe ser confundido con el free lance.

El derecho a la desconexión y respetar la línea público-privada son irrenunciables, por lo que es necesario construir esta práctica bajo los principios confianza mutua, soberanía de tiempo, respeto a la vida personal, conciliación de la vida familiar y laboral, voluntariedad y reversibilidad.

Muchas empresas han trasladado las malas prácticas de la jornada laboral hacia el home office/teletrabajo. Si antes las horas extra sin paga eran una normalidad, ahora la conexión 24/7 se vuelve una rutina que afecta a las familias.

Firma esta petición y ayúdanos a llamar la atención de nuestros Senadores y Diputados para que reformen la Ley Federal del Trabajo.

Una jornada legalmente más corta sería un gran legado del Coronavirus para las familias mexicanas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here