Restituyó Chihuahua derechos de niñas, niños y adolescentes bajo tutela del Estado

128

Para garantizarles el derecho a una familia, el 86% de las y los menores atendidos, se reintegraron a sus hogares de origen, en hogares de familia extensa, de acogimiento familiar temporal, de acogimiento preadoptivo o liberados para su adopción, se informa en programa Logros con Valor, del DIF Estatal


“En el DIF Estatal el común denominador, el más importante de todos, es la restitución de derechos”, expresó la presidenta del DIF Estatal Cinthia Aideé Chavira de Corral, e indicó que por el alcance que tienen sus acciones, destaca la acción de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Por ello, dijo durante el programa Logros con Valor, “hablar de la Procuraduría de Protección, es hablar de derechos de las niñas, niños y adolescentes, así como de personas mayores, con alguna discapacidad y de población migrante”.

Para informar que Gobierno del Estado invirtió más de 101 millones de pesos en la atención de 6 mil 214 niñas, niños y adolescentes, personas mayores y/o con alguna discapacidad que se encuentran bajo la tutela del Estado, operados por asociaciones civiles e instituciones públicas, la presidenta del DIF Estatal y el procurador de Atención a Niñas, Niños y Adolescentes, José Castañeda, estuvieron presentes en este espacio informativo.

Dieron a conocer que durante 5 años de gestión, en apego al interés superior de la niñez, se elaboraron y ejecutaron 4 mil 485 planes de restitución de derechos; se logró evitar la espera innecesaria de la resolución de su situación jurídica en un Centro de Asistencia Social (CAS).

Como parte de estas acciones, se firmó un convenio de colaboración con organizaciones de la sociedad civil, para la implementación del Programa de Acogimiento Familiar “Familias de Puertas Abiertas”; además se logró certificar a 65 familias para garantizar el entorno familiar, en beneficio de 32 infantes y adolescentes, posicionando a Chihuahua como uno de los estados de la República con mayor avance en el tema de acogimiento.

Lo anterior, a fin de garantizar a niños, niñas y adolescentes el derecho a una familia, el 86% de las y los menores atendidos, se reintegraron a sus hogares de origen, en hogares de familia extensa, de acogimiento familiar temporal, de acogimiento preadoptivo o liberados para su adopción.

Primeramente, señaló José Castañeda, se planteó la operatividad de la Procuraduría, que carecía de un respeto a la legalidad, con respecto a los tiempos, términos, planteamiento de pruebas, verificación de asuntos, denuncias y reportes, por lo que se organizaron desde expedientes hasta las subprocuradurías de Protección Auxiliar, que son las representaciones con que se cuenta en cada uno de los municipios del estado.

Posteriormente se implementó el plan de restitución de derechos, que viene a ser la piedra angular para diagnosticar, determinar y pormenorizar la problemática a atender en beneficio de la niñez, adolescencia, personas mayores y/o en situación de discapacidad, en materia de educación, salud, esparcimiento, alimentación, entre otros.

Esto, dijo, se hizo extensivo a las instancias involucradas, a fin de que se diera cumplimiento a lo establecido, para lograr la restitución de derechos a este sector de la población.

José Castañeda, agregó “una segunda opción, fue que los Centros de Asistencia Social, una vez planteado el esquema de operatividad de la Procuraduría, tenían que tener el espacio para que nuestras niñas, niños y adolescentes, personas mayores y/o en situación de discapacidad, pudieran permanecer de manera temporal o permanente en dichos lugares, en lo que se resolvía su situación jurídica”.

En este sentido, precisó “se realizaron convenios en subsidio, ya que Gobierno del Estado tenía que encontrar las oportunidades, según los perfiles de cada persona vulnerable”. “Era una situación de resguardo provisional, pero si esto originaba su permanencia por más tiempo, se buscaban alternativas, espacios y modelos diferentes de cuidado infantil”.

Se implementó el Programa de Familias de Acogimiento, único en su momento y en el que Chihuahua es referente a nivel nacional, porque el acogimiento de menores se impulsó desde esta administración, replicado por otras entidades federativas, y difundido por diversas procuradurías de los estados.

Enfatizó que la adopción es también una alternativa de familia, motivo por el cual existe en el Estado de Chihuahua un proceso que se mejoró mediante la reforma de un artículo de la Ley de Adopciones del Estado de Chihuahua, lo que permitió que las y los menores pudieran ser acogidos desde el inicio del juicio de pérdida de la patria potestad, en una familia ya certificada y con los perfiles calificados.

En estos casos, una familia acoge a un niño o niña con la finalidad de adoptarlo. Durante ese tiempo los adoptantes tienen la guardia y custodia pero el niño está tutelado por el Estado.

Con este proyecto se priorizó que niñas, niños y adolescentes en proceso de adopción, pudieran estar en familia desde un inicio, para que al concluir el procedimiento judicial, ya existiera una posibilidad de no institucionalizar a la o el menor.

Dio a conocer que la instrucción girada por el Gobernador fue el Estado de Chihuahua debería ser la entidad que mejor cuidado tuviera de la niñez “considero que sí se logró”, precisó el funcionario estatal, quien añadió “también la niñez migrante fue tema que incluso fue motivo de reorientación de recursos y se logró un albergue, un Centro de Asistencia Social para atender niñas, niños y adolescentes en situación de migración, no acompañados.

Para dar asilo, resguardo, alimentación y orientación sicológica y legal, inició operaciones el Centro Integral de Atención a Niñas, Niños y Adolescentes Migrantes No Acompañados “Nohemí Álvarez Quillay, en Ciudad Juárez, en el que se invirtieron 7 millones de pesos, lo que hizo posible la atención integral de 851 menores no acompañados y 758 acompañados

Indicó que en reuniones con cónsules y representantes de Guatemala, Honduras, Cuba y El Salvador, se ha reconocido este modelo único a nivel del país.

Además, dijo, gracias al apoyo de organizaciones de la sociedad civil, nacionales e internacionales como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) que es una agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), fue posible que esto se diera.

Comentó que este albergue es motivo también de réplica en otros estados, por su modelo de atención integral, al contar con equipos multidisciplinarios, de cuidadores, cocineras, y un módulo de recepción, en donde el Instituto Nacional de Migración (INM) lleva a personas en situación de migración, que no tienen acompañamiento, a fin de resguardarlas para su protección.

En este lugar se les brinda apoyo sicológico, en salud, alimentación, resguardo habitacional, esparcimiento, y tienen la posibilidad de ser retornados para que se resuelva su situación migratoria según corresponda.

Para dar testimonio, Christian Skoog, representante de la UNICEF en México, expresó que con estas acciones, Chihuahua se perfila como uno de los primeros estados que articula diferentes modalidades de acogida, en el marco de una política integral de cuidados infantiles que resulta muy prometedora, y frente a la que Unicef reitera todo su apoyo e interés para lograr su consolidación como una práctica escalable y replicable en todo el país.

En este espacio informativo, la directora general del DIF Estatal, Teresita Fuentes, enfatizó “ese ha sido uno de los grandes aciertos de esta administración, el haber restituido el derecho de los niños a vivir en familia”.

Institucionalizar a niñas, niños y adolescentes en Centros de Asistencia Social (CAS), albergues públicos o privados, es la última opción, por ello se impulsó la reforma a la citada ley y se implementó acciones que permitieron generar conciencia ciudadana sobre el rol participativo y corresponsable en el ser y qué hacer de la asistencia social, concebida como medio para restituir sus derechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here