Se impone en el azteca el América en partido de ida de la Concachampions al Philadelphia Union

540

América sacó una importante ventaja en la ida de la semifinal de la Concachampions al derrotar 2-0 al Philadelphia Union, en el estadio Azteca

La noche de este jueves Santiago Solari apostó por, de una vez, por jugarse todas las canicas y mandó cuadro de lujo para enfrentar al Philadelphia Union, cumpliendo con su palabra de darle seriedad a la poca agraciada Concachampions.

Así, el argentino echó mano de tres de sus medallistas olímpicos para armar su cuadro titular: Guillermo Ochoa, Jorge Sánchez y Sebastián Córdova.

La apuesta, por donde se le viera, era atrevida, pero ya en cancha, a la hora de rodar el balón, el América volvió a ser ese equipo que deja un sabor amargo, un hueco que llenar en la expectativa, sí, sacando el resultado, pero sin brillar, alejado de la mística del club.

Las Águilas contaron con la fortuna que su rival, con ese dejo de inocencia que no logran arrebatarse del todo los equipos de la MLS, se la jugó y arriesgó como lo dicta el librito: aguantando atrás, escupiendo todos los balones que llegaran a su área como fuera y cruzando los dedos porque la resistencia se sostuviera por los 90 minutos.

No fue así, ni de cerca. El empuje con el que América inició el partido bastó para exhibir que los de Philadelphia tenían pobres argumentos defensivos y que fue un error cimentar su esperanza en ellos.

Así, tras algunos avisos, al minuto 16 llegó el cobro de un tiro libre por derecha, el balón terminó estrellado en la barrera, pero en el rebote, Richard Sánchez le pegó violento y la esférica fue desviada por un defensor rival para irse al fondo de las redes y decretar el 1-0.

El gol le terminó haciendo daño al partido, porque las Águilas bajaron la intensidad y estancó el tránsito del balón en el engranaje principal de su sistema, el mediocampo.

Pero este encuentro de Concachampions vino a confirmar que dos de los pistones más importantes de la escuadra amarilla no pasan por su mejor momento: Fidalgo y Aquino.

El español y el peruano repitieron con una actuación muy discreta, de poco compromiso y aporte limitado, lo que se reflejó en los pocos balones con los que contaron Córdova y Roger al frente.

La primera mitad se diluyó, incluso, con algunos buenos intentos del Philadelphia por hacer daño en la meta de Guillermo Ochoa, aunque ninguno que exigiera al máximo al medallista en Tokio 2020.

TE PUEDE INTERESAR: Jugador del Philadelphia Union pierde diente durante partido con América

En el complemento, Philadelphia Union, poco a poco, fue bajando la guardia, disminuido físicamente, lo que le dio un segundo aire a las Águilas, que tuvieron en Roger Martínez a su hombre más peligroso, aunque con poco tino en el último toque.

A los 78 minutos, llegó la polémica por un contacto sobre Richard Sánchez dentro del área rival. El silbante de apoyó en el VAR y, tras la revisión, decidió marcar penal.

El encargado de cobrar desde los once pasos fue Emanuel Aguilera, quien anotó el 2-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here