“Ser mamá y profesional de la salud, todo un reto en esta pandemia”: urgencióloga del hospital Morelos

226
  • Es complicado empatar ambas actividades, pero si se puede cuando ambas te apasionan.

“Me encanta mi carrera y también ser mamá, pero es un poco complicado empatar ambas actividades, más en esta contingencia sanitaria”, afirma la doctora Mildred Pérez Ramírez, especialista en urgencias, adscrita al Hospital General Regional (HGR) No. 01, “Morelos”.

Hakim, su hijo de seis años y su esposo Antonio Portillo Arreola, también médico urgenciólogo, son el motor que la impulsan a dar todo de sí por sacar a la familia adelante.

“El servicio de urgencias nunca se vacía. No nos podemos detener. La atención tiene que ser al momento, por lo que, al término del trabajo salimos con el cansancio a cuestas”, afirma.

En ese sentido, confiesa que en ocasiones cuesta trabajo llegar a casa y realizar las tareas propias de ser ama de casa, mamá y esposa.

Para la doctora Mildred el mayor reto que ha enfrentado como profesionista, ha sido evidentemente esta emergencia sanitaria.

“Para todos los trabajadores de la salud ha sido muy pesado, muy frustrante porque, además de muchas situaciones que se viven a diario, se tiene que lidiar con la carga emocional y estrés tanto propios, como de los médicos que tenemos a nuestro cargo, así como de los pacientes y sus familiares”, añade.

En ese sentido, afirma que el reto es precisamente estar en las mejores condiciones posibles para poder ayudar y atender de manera oportuna a los demás.

En casa, indica, lo difícil de la pandemia ha sido la atención escolar del pequeño Hakim, quien toma clases en línea y cursa el primer grado de primaria.

“En la mañana una sobrina lo cuida y en las tardes, mi marido y yo nos dedicamos a ayudarle con sus tareas, platicar de cómo le fue en la escuela y convivir en familia”, destaca.

La especialista en urgencias médicas enfatiza que aún la emergencia sanitaria no concluye, por lo que reiteró a la población a que continúe con las medidas preventivas.

“El COVID-19 nos ha enseñado muchas cosas y también nos ha cobrado la factura por nuestros malos hábitos de años, por lo que la recomendación es contundente: hay que seguirse cuidando, no bajar la guardia, seguir con las medidas de higiene, de sana distancia, usar el cubre bocas y de ser posible, mantenerse en casa”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here