19.8 C
Ciudad Delicias, MX
martes, mayo 11, 2021
Inicio Internacional Tercer pico de la pandemia en Bogotá: crecen las restricciones y la...

Tercer pico de la pandemia en Bogotá: crecen las restricciones y la incertidumbre

362

Agresivo e impredecible. Así se comporta el tercer pico de la pandemia, lo que obligó a reforzar las medidas de prevención. Habrá toque de queda nocturno y se mantendrán el esquema 4 x 3 y el pico y cédula. Las medidas no aplicarán para el transporte público.

Para evitar afectaciones no se implementará pico y cédula en el transporte público.
Para evitar afectaciones no se implementará pico y cédula en el transporte público. / GUSTAVO TORRIJOS

“Aún podemos tomar medidas que nos eviten llegar a esa misma situación”. Con esa frase, que les pone a los bogotanos de ejemplo lo que vive el departamento de Antioquia (donde los médicos empezaron a decidir quiénes ingresan a las unidades de cuidados intensivos), la alcaldesa Claudia López resumió la grave situación que afronta el país por cuenta del tercer pico de la pandemia. La capital no es ajena al crecimiento de contagios de COVID-19 y, más allá de eso, hay una serie de factores que evidencian la necesidad de tomar nuevas medidas contra el virus.

En primer lugar está la ocupación hospitalaria, que ha sido la principal preocupación desde que inició la emergencia sanitaria. En este momento Bogotá tiene 2.447 UCI, de las que 1.856 están destinadas a pacientes con coronavirus. El más reciente reporte indica que hay una ocupación del 84,2 %, es decir, 2.060 camas. Pero la preocupación radica en que si bien hace tres semanas se empezó a hacer un incremento en la expansión de UCI, en el mejor de los escenarios habrá máximo 2.500 camas disponibles durante la etapa más crítica.

“Ese es nuestro tope máximo”, dijo López al ilustrar el panorama que enfrenta la capital durante estas semanas. Para ejemplificar mejor la situación, la mandataria recordó que en febrero, en medio del segundo pico, el mayor número de UCI disponibles fue de 2.448. “Es decir, hoy estamos al mayor nivel de capacidad total de UCI que hemos tenido durante la pandemia”, agregó.

Otra prueba de que el virus es más agresivo es que, desde que empezó el tercer pico, el pasado domingo se registró el mayor incremento de ocupación en UCI de un día para otro, al pasar del 80 al 84 %. El problema es que están ingresando pacientes de coronavirus, pero también de otras enfermedades que requieren mayor atención. Y si bien en los anteriores dos picos se logró bajar la solicitud de UCI al posponer las cirugías no urgentes, esa estrategia no está funcionando. “En el primer pico, el mayor número de solicitudes UCI en un día fue de 226. En el segundo fue de 207. En este van 243 y estamos a dos semanas del punto más complejo”, añadió la alcaldesa.

Esa radiografía se sumó a que en este momento hay 33.823 casos activos, de los 737.249 que registra la capital. Por lo tanto, tras el Comité Epidemiológico Nacional de ayer, el Distrito acogió parte de las recomendaciones del Gobierno Nacional, que en una circular pidió a las 13 ciudades, con mayor número de casos y ocupación de UCI, aplicar un toque de queda desde las 8:00 p.m. y pico y cédula, incluso en el transporte público (ver página 9).

En el caso de Bogotá habrá algunas modificaciones. Por ejemplo el toque de queda será hasta las 4:00 a.m. y no hasta las 5:00 a.m. como en el resto del país. Asimismo, el pico y cédula se seguirá aplicando solo para compras y trámites notariales o bancarios, pero no en el transporte público.

¿La razón? Según explicó el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, aplicar pico y cédula en el transporte funciona para ciudades pequeñas, pero en Bogotá no, porque eso “representaría una enorme afectación a trabajadores y es más complejo el esquema de control en una ciudad de ocho millones de habitantes”. Así las cosas, el transporte masivo funcionará entre las 4:00 a.m. y las 9:00 p.m., para que quienes trabajen en servicios esenciales se puedan movilizar.

Por lo demás, en la capital seguirán aplicando las mismas restricciones de los últimos dos fines de semana. Es decir, el pico y cédula, y el esquema 4×3 (cuatro de apertura y tres de aislamiento), el cual, de acuerdo con el secretario de Salud, Alejandro Gómez, aplicará por lo menos dos semanas más, pese a que de forma oficial iría solo hasta el 26 de abril. En el caso del pico y cédula, por ahora la restricción irá hasta el 3 de mayo.

En principio, estas restricciones se evaluarán el próximo lunes, cuando se vuelva a reunir el comité epidemiológico. Sin embargo, el Distrito abrió la posibilidad de que esta semana exista una situación que acelere la demanda de UCI hasta llegar al 90 %. En ese caso habrá sesión anticipada para evaluar medidas como el pico y cédula para transporte público o una cuarentena general más larga.

“Quisiéramos dar noticias a 15 o 20 días, pero no es posible. Hay incertidumbre con el comportamiento del virus y si esperamos a tener mayor presencia de pacientes, es probable que tengamos que evaluar las medidas”, concluyó el secretario de Salud, quien indicó que, entretanto, la ciudad está mejorando los cercos epidemiológicos, debido a las nuevas variantes del virus, y haciendo testeos masivos e incluso aleatorios a personas de entre 20 y 40 años, grupo en el que está la mayor concentración de casos (60,4 %).

Si nada extraño ocurre en cuanto a la ocupación de UCI y el nivel de expansión en las localidades, este fin de semana será idéntico al que pasó. No habrá ciclovía, los parques metropolitanos funcionarán con control de aforo y, por ahora, no se ha suspendido la llegada a Bogotá de la Vuelta a Colombia. En cuanto a las movilizaciones programadas para el 28 de abril y el 1° de mayo, la invitación del Distrito fue buscar formas de protestar, como cacerolazos u otros formatos, en los que no haya aglomeraciones.

En cuanto a las afectaciones al comercio, el Distrito ofreció seguir adelantando mesas para otorgar ayudas al sector, pero según la alcaldesa López, “estas medidas son lo único que permite que no colapse al tiempo la economía y el sistema hospitalario”. En estos momentos, mientras acelera el proceso de vacunación, no hay otra opción que continuar el cuidado colectivo a la espera de que el Distrito cumpla con garantizar que en los hogares exista lo básico para el aislamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here