Tratará Gobernador directamente con Presidente tema del agua de las presas de Chihuahua

116

–Afirma Javier Corral que no quiere más intermediarios porque no han funcionado; llama al Gobierno Federal a que ponga de su parte ante el conflicto, toda vez que no hay un solo funcionario dé la cara en el estado

–Advierte mandatario: no se permitirá que en aras de intereses estrictamente políticos y de clara manipulación, se afecten los derechos de la ciudadanía o de libre tránsito y se ponga en riesgo la operación del Gobierno del Estado

El gobernador Javier Corral informó que buscará una comunicación directa con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para tratar personalmente y sin intermediarios el conflicto que en Chihuahua ha generado el tema del agua de las presas.

“Ya no quiero más intermediarios en el tema, porque no están funcionando los intermediarios”, expuso el mandatario estatal en conferencia de prensa virtual.

Adelantó que en ese encuentro le planteará directamente a López Obrador la situación de la problemática y los números sobre los niveles de almacenamiento que tienen las presas que se encuentran en la cuenca del Río Conchos (Las Vírgenes, La Boquilla y El Granero).

Javier Corral consideró que existe en el tema un acumulado de medro y manipulación de carácter político, en la que con verdades a medias y mentiras totales, se engaña a la sociedad, en un asunto en el que Gobierno del Estado de Chihuahua no tiene competencia, ni facultades para cerrar o abrir las turbinas de una presa.

Lamentó que este asunto esté colmado de intereses políticos con la intervención de personajes de todos los partidos, incluidos los que pertenecen al partido del propio Presidente, del que al menos un sector importante ha estado detrás de las manifestaciones con actos violentos, agresiones y la destrucción de las instalaciones del Gobierno del Estado.

“¿No está enterado (el Presidente) de que actores de su propio partido exacerban, instan, mienten abiertamente sobre este conflicto?”, cuestionó el mandatario estatal.

Subrayó además que tienen identificados a funcionarios de la delegación de la Secretaría de Gobernación, que han tomado parte en el conflicto para atacar al Gobierno del Estado.

Advirtió que no se permitirá que en aras de intereses estrictamente políticos y de clara manipulación, se afecten los derechos de la ciudadanía o de libre tránsito y pongan en riesgo la operación del Gobierno del Estado en sus edificios.

“Por eso hemos ido a recuperar el acceso a los edificios y lo vamos a asegurar, porque nada justifica más, que el medro y manipulación de unos cuantos, ir a ese radicalismo que ha generado violencia, destrucción y bloqueos contra la sociedad”, expresó.

Instó además la Federación a que ponga de su parte ante este problema, toda vez que no hay un solo funcionario de ese orden de gobierno que en Chihuahua dé la cara en este tema para hablar con los productores y explicar la situación.

Reiteró que el papel que la Administración estatal es de interlocución entre los productores y el Gobierno Federal, mediante una gestión decantada a favor de los agricultores.

El titular del Ejecutivo indicó que esta labor de su gobierno, tiene dos objetivos: apoyar el cumplimiento de México respecto al Tratado con Estados Unidos, sin que se vulneren los derechos concesionados de los productores en el estado.

Recordó que en reuniones sostenidas con los productores, se llegó al acuerdo de cerrar una de las turbinas, pero solo uno de ellos no estuvo de acuerdo, Andrés Valles, y es el mismo que instiga los incendios en los edificios públicos estatales, bajo el respaldo precisamente, del partido del Presidente de la República.

El gobernador aclaro que se busca una solución integral al problema, para que  el recurso hídrico sea administrado de la mejor forma, ante el escenario de sequía que se visualiza para el estado de Chihuahua no solo para lo que resta del presente año, sino para el entrante.

Informó que al momento, el estado de Chihuahua ha hecho una aportación total de 188.4 millones de metros cúbicos (mm3) al Tratado, descontado la merma que se presenta en su trayecto.

Dijo que uno de los problemas es que de los primeros 107 mm3 que salieron de la presa El Granero, solo se reconocen 36 mm3 para el pago.

Javier Corral explicó que si solo reconocieran esa cantidad de la primera extracción, entonces Chihuahua tendría 116.7mm3 pagados, lo que significa que ha contribuido ya con cerca del 50 por ciento de la obligación que tiene México con Estados Unidos.

Destacó que para el actual ciclo agrícola, los derechos concesionados a los productores están garantizados, por lo que la problemática radica en sí habrá el suficiente recurso para el ciclo del año próximo, con la extracción que actualmente se efectúa para pagar el Tratado.

“Lo que se genera es una discusión sobre el próximo ciclo, tampoco nadie puede garantizar que nos va a llover para la recarga suficiente en las presas, por lo tanto, en el nivel de extracción que se realice, es importante que no vaya a generar, ni dejar las presas a nivel de azolve, porque jamás estaremos de acuerdo, nunca”, apuntó el titular del Ejecutivo estatal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here